Sant Josep de sa Talaia, ubicada al sur de la isla de Ibiza, es la una de las mejores de las Pitiusas para contemplar la puesta de sol. Este destino de las Islas Baleares ofrece una combinación perfecta de tranquilidad (es un verdadero oasis de calma en la bulliciosa Ibiza) y lugares que ver en plena naturaleza aderazado con un clima suave y agradable durante todo el año. 

Cala Basa en Sant Josep de sa Talaia.

Cala Basa en Sant Josep de sa Talaia.

Sant Josep de sa Talaia, que tiene 84 kilómetros de costa y 15 playas, destaca por su compromiso con la sostenibilidad, ya que controlan y protegen las praderas de posidonia oceánica. El 90% de la superficie de litoral se encuentra dentro de la Red Natura 2000 ya que se consideran hábitats de conservación prioritaria dentro de la Unión Europea.

Qué hacer en Sant Josep de sa Talaia

Sant Josep de sa Talaia destaca por varios aspectos: sus playas vírgenes de arena blanca y aguas límpidas, perfectas para relajarse y desconectar del día a día; su excelente gastronomía, reflejo de la autenticidad y tradición de la zona; sus escenarios naturales variados que van desde paisajes rocosos hasta sus puestas de sol; y las infinitas actividades que se pueden hacer en la localidad que van desde descubrir su tradición salinera hasta participar en uno de sus muchos planes culturales que amenizan los días de vacaciones.

Cala Molí de Sant Josep de sa Talaia.

Cala Molí de Sant Josep de sa Talaia.

El atardecer en Sant Josep de sa Talaia es espectacular ya que es el municipio de Ibiza donde se pone el sol. Son ocho los lugares reconocidos y preferidos por los visitantes para disfrutar de la magia del atardecer: las Platges de Comte, Cap des Falcó, Sa Talaia, Cala Tarida, Cala d’Hort, Port des Torrent, Sant Francesc y Playa de Ses Salines. Asimismo también es muy recomendable ver la puesta de sol en un barco, ya sea en uno de los que salen desde el puerto, o alquilado para uso privado.

Cala d'Hort y, al fondo, el islote de Es Vedrà.

Cala d’Hort y, al fondo, el islote de Es Vedrà.

El lugar más icónico de Sant Josep es, sin lugar a dudas, el islote Es Vedrà, reserva natural desde el año 2002, con sus dos enclaves, Cala d’Hort y Torre des Savinar, una torre de defensa ubicada sobre un acantilado espectacular. Otro sitio de obligada visita es Cap des Falcó, un saliente rocoso ubicado en la playa de Es Codolar en pleno Parque Natural de Ses Salines. Mención aparte merecen las Platges de Compte, un micro paraíso natural de aguas tranparentes.

Parque Natural de Ses Salines.

Parque Natural de Ses Salines.

Otra propuesta de ocio interesante es subir hasta la cima más elevada de la isla de Ibiza, Sa Talaia, donde las vistas son espectaculares. Por último, en el Parque Natural de Ses Salines también se puede dejar el coche frente a la ermita de Sant Francesc y ver cómo se pone el sol y se refleja en los estanques de Ses Salines con la estatua homenaje a los salineros de testigo.

Tres playas imperdibles: Ses Salines, Cala Tarida y Cala Vedella

Las playas de Sant Josep de Sa Talaia son ideales para ir con niños. Son espacios seguros de fácil acceso de arenas blancas y aguas cristlalinas donde los más pequeños de la casa y sus padres pueden pasar un día inolvidable.

De todas ellas destacan tres: Ses Salines, Cala Tarida y Cala Vedella. La primera, situada justo al lado de la explotación salinera que le da nombre, cuenta con una enorme riqueza ornitológica y paisajística con más de 1 kilómetro de largo, 25 metros de ancho y escasa profundidad. 

Playa de Ses Salines.

Playa de Ses Salines.

Cala Tarida, por su parte, se caracteriza por sus dos islotes pegados a la costa que hacen que la orilla se divida en tres zonas que comparten el mismo arenal. Tiene varias opciones de restauración y alojamiento. 

Por último, Cala Vedella sobresale por su orografía ya que es un entrante que se abre entre dos macizos rocosos de la costa como un puerto natural y se configura como un arenal de unos 250 metros de longitud y 70 metros de ancho.

Gastronomía local en Sant Josep de sa Talaia

Comer en Sant Josep de sa Talaia es una experiencia fundamental ya que su gastronomía se erige como un atractivo esencial. En su cocina se fusiona la sabiduría ancestral con la creatividad de una nueva generación de chefs. Este municipio ofrece una gran variedad de platos basados en productos locales de calidad. Destacan desde los arroces de pescado y marisco de sus restaurantes del litoral hasta las propuestas vanguardistas premiadas por guías como la Michelin.

Los arroces de pescado y marisco son muy populares de la gastronomía de Sant Josep de sa Talaia.

Los arroces de pescado y marisco son muy populares de la gastronomía de Sant Josep de sa Talaia.

Por su parte, en el interior del municipio hay pequeños establecimientos rurales, situados en pequeños pueblos y alrededor de la iglesia principal, que brindan una amplia variedad de opciones culinarias.

Gastronomía de interior de Sant Josep de sa Talaia.

Gastronomía de interior de Sant Josep de sa Talaia.

Sant Josep es música

La música es un elemento de ocio y cultural fundamental de esta localidad ibicenca. El municipio alienta actuaciones y eventos culturales que van desde la música clásica hasta el jazz, el rock y el flamenco.

Las actuaciones musicales forman parte del ocio de Sant Josep de sa Talaia.

Las actuaciones musicales forman parte del ocio de Sant Josep de sa Talaia.

La web de Sant Josep es música, creada para recopilar este rico patrimonio, no solo promueve la música en vivo, sino que también da visibilidad a los artistas locales del municipio.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies