A tan solo dos horas de Bruselas en tren, Spa, como no podía ser de otra manera con ese nombre, es la ciudad del turismo de wellness y salud por excelencia de Valonia y, por extensión, Bélgica.

Y es que no fue por casualidad que el zar Pedro I de Rusia la escogiese como su ciudad de descanso, o que el rey Leopoldo II y la reina María Enriqueta la eligieran como su residencia habitual. En la actualidad, dentro del Pouhon Pierre-le-Grand, un edificio de la ciudad de Spa, hay un manantial de agua mineral, que incluye una estatua del propio zar. 

Jardines del Casino de Spa  © David Samyn.

Jardines del Casino de Spa © David Samyn.

Esta localidad de Valonia está declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO por sus manantiales de minerales naturales, una distinción que hace de Spa el lugar perfecto para unos días de asueto de relax y bienestar. Ni que decir tiene que gracias a esta ciudad valona hoy en día conocemos los centros termales bajo el nombre de spa.

Una ciudad balneria histórica

Spa, que forma parte de la ruta cultural de ciudades balnearias históricas de Europa, ofrece una experiencia relajante y rejuvenecedora gracias a los beneficios para la piel (y el espíritu) de baños carbonatados y el agua termal. 

Y es que los baños termales de Spa representan la unión perfecta entre el bienestar moderno y la tradición de la hidroterapia. En los establecimientos de esta ciudad valona se pueden recibir desde tratamientos de balneoterapia hasta juegos acuáticos y programas de relajación. En este sentido, los visitantes pueden hacer una verdadera incursión en el mundo del bienestar en un entorno encantador. 

Fuente de Spa © JP Remy.

Fuente de Spa © JP Remy.

Además, para los entusiastas del agua, Spa tiene varios manantiales minerales ferruginosos espumosos con una gran gama de composiciones minerales.

Spa, museos con historia y gastronomía local

 Además de sus aguas, este destino de Valonia cuenta con una interesante historia y vida cultural activa que se refleja en sus algunos espacios insólitos como el Museo de la Lavandería, el Museo de la Ciudad de las Aguas o el Museo de 12ª Línea Príncipe Leopoldo y la 13ª Línea, que traza la historia de este regimiento militar en Spa.

La ciudad asimismo es conocida por su gastronomía y ofrece unas propuestas culinarias suculentas. En este sentido, a solo unos kilómetros de Spa, los visitantes pueden descubrir productos típicos como el queso Sarté de Nathalie Thorez que maridan con la rica cerveza típica Bobeline o los pralinés de Austen en Renaud, heredero del renombrado chocolatero Jean-Loup Legrand.

La bobeline es la cerveza típica de Spa © David Samyn.

La bobeline es la cerveza típica de Spa © David Samyn.

 Por último, una de las experiencias recomendable que se puede vivir por los alrededores de Spa es recorrer en coches vintage o en vespas para descubrir los encantadores pueblos y bosques de la zona.

Guía práctica de Bélgica

Consejos para viajar seguros y prevenidos

Es muy importante contratar un buen seguro de viajes siempre que te vayas de vacaciones y en Mondo, que es el que usamos, tienes un 5% de descuento si lo contratas a través nuestro. 

Alojamiento en Bélgica

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies