Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Cantabria es única. Esta Comunidad Autónoma  guarda, en poco más de 5000 kilómetros cuadrados, auténticos tesoros naturales. Algunos de estos atractivos se concentran en la comarca de Liébana, cuyo patrimonio natural, histórico y gastronómico es digno de mención. Una excursión por los Picos de Europa, pasear por la bella villa de Potes y degustar una potente y a su vez exquisita olla lebaniega son algunas de las opciones que nos ofrece esta comarca cántabra.

Liébana natural

Disfrutar de la naturaleza en su estado más puro y contemplar la grandiosidad de los Picos de Europa. Ambas cosas se pueden hacer en Fuente Dé, uno de los lugares más bellos de Liébana y, sin duda, de toda Cantabria. Esta localidad es un punto de partida para excursionistas de todas las edades ya que es una puerta de entrada hacia los Puertos de Aliva.

Teleférico de Fuente Dé/Foto Juan Coma

Teleférico de Fuente Dé/Foto Juan Coma

A través del teleférico de Fuente Dé, que salva un desnivel de poco más de 750 metros, se puede llegar al Mirador del Cable, un auténtico balcón desde donde se contempla una maravillosa panorámica de la zona. Una vez en Aliva se pueden hacer rutas a pie, en bicicleta o en 4 por 4 y disfrutar a su vez de de la naturaleza y de los bellos paisajes.

Potes, villa de los puentes y de las torres

Decir que Potes es una de las poblaciones más bonitas de Cantabria no es ninguna mentira. La capital de Liébana, ubicada en la confluencia de los cuatro valles de la comarca, está rodeada de un paisaje espectacular. El Barrio Viejo, en el corazón del casco antiguo de la villa de Potes, está unido por dos puentes (el de San Cayetano y el de la Cárcel. Las calles conservan aún un típico ambiente de otras épocas, con casas populares, como las del barrio de la Solana. Aunque la Guerra Civil destrozó gran parte de la villa, el casco antiguo de Potes sigue conservando su aspecto medieval y es uno de los conjuntos históricos monumentales más espectaculares de Cantabria.

Potes/Foto Juan Coma

Potes/Foto Juan Coma

El edificio más emblemático es la torre del Infantado, datada del siglo XV, y que actualmente es sede del Ayuntamiento. La iglesia vieja de San Vicente es gótica, del siglo XIV, aunque con abundantes añadidos y reformas de los siglos XV y XVII. La iglesia nueva es del siglo pasado, aunque conserva varios retablos barrocos procedentes del convento dominico de San Raimundo.

Centro de Estudios Lebaniegos en Potes/ Foto Juan Coma

Centro de Estudios Lebaniegos en Potes/ Foto Juan Coma

El Centro de Estudios Lebaniego, situado en la antigua iglesia de San Vicente Mártir, es una moderna instalación dotada con las últimas tecnologías, es de obligada visita para aquellos que quieran conocer más de cerca la historia del Beato de Liébana y cómo trabajaban los monjes miniaturistas en aquel entonces.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana/Foto Juan Coma

Monasterio de Santo Toribio de Liébana/Foto Juan Coma

Desde Potes se puede hacer una escapada a Camaleño y visitar el monasterio de Santo Toribio de Liébana. En este edificio se conserva el Lignum Crucis, que según la tradición católica, es el trozo más grande conocido de la cruz donde murió Jesucristo. Este monasterio es lugar de culto ya que cada Año Jubilar Lebaniego su Puerta del Perdón se abre para recibir a los peregrinos.

La gastronomía en Liébana, Cantabria

La gastronomía de esta comarca es excelente, no sólo por la manera de cocinar, sino porque tienen materias primas de excepción.  El vacuno es la carne cántabra por excelencia sin olvidarse del cerdo con el se prepara el popular y calórico cocido lebaniego, a base de chorizo, garbanzos y fideos, entre muchos otros ingredientes. La carne de caza como el jabalí y el corzo están presentes también en las mesas de Liébana y son también conocidos sus embutidos.

Aunque si hay un protagonista en todas las mesas de la comarca es el queso, de gran calidad y con Denominación de Origen (Queso picón Bejes-Tresviso o los quesucos). Como postres conviene probar la miel y los postres caseros de la zona y, para acabar, no hay nada mejor que beber un digestivo orujo de la comarca que ayudará a hacer la digestión.

Orujo de Liébana/Foto Juan Coma

Orujo de Liébana/Foto Juan Coma

Vinos de la Tierra de Liébana, Cantabria

Cantabria no ha sido tradicionalmente una tierra de vinos, desde hace unos años se han empezado a producir unos caldos dignos de mención. Esto es debido al buen quehacer de los propietarios de las Bodegas Picos, situadas en Cabariezo, que producen su propio vino desde hace siete años. Entre la gama de caldos que salen de esta bodega destaca el vino de roble, una variedad elaborada con 100% uva Mencía, autóctona de Liébana.  Entre los tintos, además de éste, cuentan con uno joven que lleva un 40% de Mencía, un 30% de Tempranillo y un 30% de Garnacha, todas variedades de uvas que se cultivan en la comarca.

Alojamientos de interés en Cantabria:

Hotel de montaña Peñas Arriba (Lon) 942 733226  www.penasarriba.es
Hotel del Oso en (Cosgaya) 942 733 018  www.hoteldeloso.com
Hotel Malvasía (Cabariezo) 942 73 51 48 www.hotelcasonamalvasia.com

Restaurantes en Cantabria:

Hotel del Oso (Cosgaya) 942 733 018 www.hoteldeloso.com
Hotel de montaña Peñas Arriba (Lon) 942 733226 www.penasarriba.es
Restaurante Casa Cayo (Potes) 942 730 150 www.casacayo.com

Más reportajes de Cantabria en la web: CANTABRIA, ruta turística desde SANTANDER hasta San Vicente de la Barquera

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies