Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Como toda capital asiática, Hanói es una ciudad donde el bullicio reina por doquier. Al pisar la capital de Vietnam por primera vez tuve la sensación de estar en un lugar desordenado y absolutamente fuera de control. Este choque cultural tan brusco fue una de las primeras impresiones menos agradables que me llevé al visitar la ciudad. Sin embargo, Hanói rebosa amabilidad y es una urbe ampliamente abierta y que trabaja por el bienestar de los viajeros y turistas que la quieren conocer.

Calles de Hanói © Jaume Canet

Calles de Hanói © Jaume Canet

Hanói es una metrópoli que tiene siglos de historia y por sus calles esto se palpa. En la memoria de la ciudad todavía se percibe la importante colonización francesa de mediados del siglo XX. El legado galo continúa presente en su arquitectura, con la peculiaridad de que muchos de los edificios, con el paso de los años, han incorporado el estilo asiático-vietnamita haciendo que hoy la ciudad aparente ser una villa pintoresca.

El tráfico de Hanoi es verdaderamente caótico

El tráfico de Hanói es verdaderamente caótico © Jaume Canet

El casco antiguo, con más de mil años a sus espaldas, es una de las zonas más animadas y más atractivas para todos los turistas. En el centro del barrio se encuentra el espectacular lago Hoan Kiem, desde donde surge de las aguas la Torre de la Tortuga (Thap Rua) y el pequeño monte de Jade con su correspondiente templo, el Ngoc Son.

Puente de Té-Huc, por el que se accede al templo Ngoc Son

Puente de Té-Huc, por el que se accede al templo Ngoc Son © Jaume Canet

Cuenta la leyenda que una tortuga robó una espada mágica a un antiguo emperador enviado por el cielo y la devolvió a las aguas del lago para entregarla a sus divinos propietarios. Por este motivo el lago se denomina Hoan Kiem, que significa el lago de la espada restablecida.

En Hanói se pueden ver muchos hombres jugando improvisadas partidas de damas

En Hanói se pueden ver muchos hombres jugando improvisadas partidas de damas © Jaume Canet

Más de cincuenta calles constituyen el casco histórico de Hanói que, a su vez, es también el distrito comercial y que más movimiento tiene tanto de día como de noche. Tiendas de artesanía, sastres, mercados y algunas sorpresas más me fui encontrando de paseo por su red de callejuelas. No está de más probar la exquisita gastronomía hanoiense en la que abundan el marisco y el pescado fresco y, cómo no, el arroz. Y para no olvidar ningún detalle, la cerveza a presión de Hanói es conocida por ser una de las más refrescantes y baratas del país, por lo tanto es necesario aprender a pedirla en vietnamita: Bia Hoi!

Boda vietnamita

Boda vietnamita © Jaume Canet

Los recorridos a pie por el centro de Hanoi no son demasiado largos y nos permitirán visitar la multitud de atracciones que la ciudad ofrece. Los tesoros arquitectónicos de Hanoi son diversos, cada uno con sus singularidades, pero todos o al menos un gran número de ellos, merecen ser visitados. Entre templos y pagodas es posible perderse en épocas que se remontan a las antiguas dinastías vietnamitas.

En Hanói hay una gran cantidad de templos, pagodas y monumentos. De todos ellos destacan la Pagoda de Una Columna, uno de los emblemas del corazón de Hanoi, y la Pagoda de Huu Dien, más pequeña, pero un verdadero retiro de tranquilidad. Entre sus templos despunta el de la Literatura fundado en el año 1070 por el emperador Ly Thang Tong en honor a Confucio. Éste es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura del antiguo Vietnam.

Pagoda del distrito de Quoc Oai

Pagoda del distrito de Quoc Oai, situada a las afueras de Hanoi en la localidad de Sai Son © Jaume Canet

Aunque si hay un lugar de peregrinación por excelencia en Hanói ése es el Mausoleo de Ho Chi Minh, donde a diario se forman colas de locales y turistas para ver al líder vietnamita embalsamado por los rusos y expuesto para todos aquellos que aún le siguen rindiendo homenaje.

Mausoleo de Ho Chi Minh

Mausoleo de Ho Chi Minh © Jaume Canet

Las actividades nocturnas en Hanói son diversas. A veces, sentarse en cualquier terraza y observar el paso de la multitud es un verdadero entretenimiento. Al ser una ciudad relativamente muy joven en cuanto a habitantes, los locales y bares nocturnos resultan una buena opción para integrarse en los quehaceres de las noches hanoienses.

Texto: Natalia Pérez

Siguiente reportaje: Especial Vietnam (II): ruta por el norte desde Sapa hasta la bahía de Halong

1 respuesta en este articulo
  1. A nosotros nos encanto Hanói, es una ciudad diferente,incluso nos gusto su caos de trafico con tantas motos, aunque para caos de motos Ho Chi Minh city, … allí es peor
    Si alguien va a Hanói y necesita consejos sobre Old Quarter aqui os dejo un link que espero que os ayude esbaratoviajar.com/hanoi-3-consejos-old-quarter/

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies