Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Polonia sigue siendo una gran desconocida para el turista español. Ubicada en el mismo corazón de Europa, sufrió una interminable sucesión de guerras y ocupaciones que han mermado su patrimonio histórico. Sin embargo, algunos de sus mayores tesoros han sido cuidadosamente reconstruidos para que los puedan disfrutar hoy día tanto locales como turistas.

Los paisajes polacos están distribuidos en franjas. En el norte, se encuentra la costa báltica (Pomerania) con sus istmos, dunas y acantilados y una de las ciudades más bellas del país la hanseática Gdansk. Bajando hacia el sur a lo largo del río Vístula, columna vertebral de Polonia que la cruza desde el extremo norte hasta el límite sur, se alzan dos lugares excepcionales: Malbork, con su castillo teutónico (la mayor fortaleza europea construida en ladrillo) y Torun, cuna de Copérnico, que destaca por su bello casco antiguo gótico.

Malbork/Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

Malbork/Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

A continuación entramos en una zona de pintorescas colinas y lagos de origen glaciar en la parte oeste, y la bella Mazuria al este. Mazuria es un verdadero paraíso para el turismo activo ya sea acuático o ecuestre y un enclave ideal para el senderismo micológico.

Casa natal de Copérnico en Torun/Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

Casa natal de Copérnico en Torun/Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

Dejando atrás la Mazuria nos encontramos con una gran llanura que abarca la mayor parte de la geografía polaca (Gran Polonia y Mazovia), caracterizada por sus extensos campos de cultivo e importantes zonas boscosas que determinan su carácter y paisaje.

Palacio Presidencial de Varsovia

Palacio Presidencial de Varsovia/Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

En el centro de la llanura está situada Varsovia, capital del país desde el año 1596, una ciudad heroica que se levantó contra Hitler en 1944 y, como castigo, fue sistemáticamente arrasada por el ejército nazi.  Hoy en día Varsovia combina zonas históricas reconstruidas con mimo como el casco antiguo o la Ruta Real con parques bonitos y cuidados y modernos núcleos de rascacielos destinados a oficinas donde se concentra la efervescente actividad económica del único país europeo que no ha sufrido recesión (aunque por supuesto también nota los efectos negativos de la economía mundial). La entrada de Polonia en la Unión Europea en el año 2004 supuso un punto de inflexión y un gran impulso para la economía polaca.

Wroclaw, capital de la Baja Silesia

Wroclaw, capital de la Baja Silesia/ Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

De camino hacia el sur nos encontramos con la zona de paisajes ondulados de las dos Silesias, la Alta, industrial y minera y la Baja. La capital de la Baja Silesia es Wroclaw, una de las perlas históricas de Polonia. Cuenta con un caso antiguo de excepcional belleza enclavado en una red de canales del río Oder, el segundo río de Polonia que marca la mayor parte de su frontera oeste con Alemania.

Al este de Silesia se extiende la pequeña Polonia. Su capital, Cracovia, es comparada con Praga en cuanto a su riqueza monumental y encanto. Cracovia tiene grandes atractivos monumentales y naturales como el Castillo Real, la catedral, la plaza medieval (la más grande de Europa) o la colina de Wawel. Además, Cracovia es sede de una de las universidades más antiguas de Europa.

Iglesia de San Adalberto, Cracovia

Iglesia de San Adalberto, Cracovia/Foto Oficina Nacional de Turismo de Polonia

Finalmente y ya llegando a la frontera sur entramos en las montañas Sudetes en el oeste y Cárpatos en la parte central y este. Parques nacionales y arquitectura rural única, descenso en balsas, trekking, escalada, caza, pesca y deportes de invierno en paisajes cautivadores son los principales actividades que se pueden realizar en la montaña polaca. Aparte de la naturaleza y de los monumentos históricos, el visitante puede disfrutar en Polonia de una cocina exquisita, eventos culturales de gran interés, ambientes para jóvenes y la tradicional hospitalidad polaca.

Guía práctica

¿Cómo llegar a Polonia?

Si está pensando visitar Polonia LOT Líneas Aéreas Polacas le ofrece vuelos directos desde Madrid y Barcelona a Varsovia, conectando allí con el resto de destinos domésticos en Polonia. Últimamente LOT ha inaugurado una serie de nuevos destinos como Hanoi, Yereban, Tiflis (Tbilisi), Damasco, Beirut y el Cairo. Con más de  80 años de historia y una moderna flota, LOT además de comodidad y seguridad, ofrece una alta calidad a bordo incluyendo servicio de catering en todas las clases.

Aviones de LOT, líneas aéreas polacas

Aviones de LOT, líneas aéreas polacas

Para más información y reservas puede llamar al teléfono 901 11 67 10, visitar la web www.lot.com o consultar a su agente de viajes.

LOT, líneas aéreas polacas

 

Más reportajes de Polonia en la web: VARSOVIA, turismo por la capital cultural de Polonia/Navidad en POLONIA: de los mercadillos de Adviento a NOCHEVIEJA

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies