Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Si en el anterior reportaje hemos hablado de la importancia que tiene el arte en Cap d’Agde, en este artículo vamos a visitar su vasto patrimonio de este destino turístico confinado entre tres aguas (el río Hérault, el Canal de Midi y el Mediterráneo) y que tiene más de 2.600 años de historia. Cap d’Agde cuenta con la etiqueta Patrimonio del siglo XX, distintivo que sirve para reconocer las construcciones y conjuntos urbanos más destacados construidos entre 1900 y 1975.

Vistas de Agde desde la catedral de Saint-Étienne.

Vistas de Agde desde la catedral de Saint-Étienne.

La localidad de Agde, que los griegos llamaron Agathé Tyché (la Buena Fortuna), fue durante siglos una urbe floreciente gracias a la importancia que tuvo su comercio marítimo. De la época helena todavía se conservan restos de la antigua muralla que rodeaba la ciudad antigua.

Detalle de una puerta de uno de los numerosos palacios de Agde

Detalle de una puerta de uno de los numerosos palacios de Agde

 

Esta época de bonanza se refleja en su corazón histórico. Basta con recorrer sus callejuelas para descubrir un patrimonio antiguo fuera de lo común. Entre sus principales atractivos se encuentran la catedral románica de Saint-Etienne, fortificada, que se refleja en las aguas del río Hérault. Uno de los mejores lugares para tener una bella estampa de la catedral y el río es desde el muelle Commandant Réveille.

Vista del muelle fluvial y de la Catedral de Saint-Étienne. ©JC Meauxsoone.

Vista del muelle fluvial y de la Catedral de Saint-Étienne. ©JC Meauxsoone.

Y es que Agde fue un antiguo puerto fluvial. Su muelle del siglo XVIII y las anillas de amarre son monumentos protegidos.

Amarre de basalto ©Ramond

Amarre de basalto ©Ramond

Prueba de la importancia del río Hérault para la localidad es la celebración de las justas náuticas, típicas de algunas localidades del Languedoc-Roussillon.

Justas Náuticas en Agde

Justas Náuticas en Agde

Agde y su patrimonio arquitectónico

Agde es una ciudad que cuenta con bellas plazas como la de la Marine, con la estatua de Anfitrite, la de la Placette o la de la Belle Agathoise. Aunque son dignos de admirar los numerosos palacios con puertas monumentales, antiguas residencias de armadores, que jalonan el casco antiguo y los patios interiores de estas construcciones.

Plaza de la Bella Agathoise © O. Maynard.

Plaza de la Bella Agathoise © O. Maynard.

Algunos de ellos son el Palacio Barrier, el Palacio Viguier Guérin, el Palacio Malaval-Laffont o el Palacio Estella, que cuenta con un hermoso patio con una estrella de plomo incrustada sobre una puerta del siglo XVI, una escalera y una columna entorchada.

Escaleras del Palacio Malaval-Laffont, del siglo XVII, situado en la calle del amor.

Escaleras del Palacio Malaval-Laffont, del siglo XVII, situado en la calle del amor.

También merece la pena mencionar el Palacio Albaret, que luce una puerta monumental con una escultura oriental con cabeza de felino y el escudo de Agde, o las bellas escaleras de los Palacios Baldy y Hautefort.

Palacio Albaret

Palacio Albaret

Durante el recorrido se impone una visita al Museo Agathois de Artes y Tradiciones Populares, un espacio de arte y tradiciones populares que presenta diferentes colecciones de vestidos, el mundo del mar, la viticultura, las artes decorativas y los objetos de uso cotidiano.

Museo Agathois.

Museo Agathois.

Por último, es muy recomendable visitar la iglesia de Saint-Sever dedicada a un príncipe sirio que vivió en esta localidad. También conocida como la iglesia de los pescadores, este templo de estilo gótico, construido en 1499, alberga una talla de madera policromada del Santo Cristo que data del siglo XVI.

El Canal de Midi y la esclusa redonda de Agde

El Canal de Midi, que enlaza Toulouse con el Mar Mediterráneo, destaca a su paso por Agde por una singular esclusa única en todo el recorrido por ser redonda. Construida en basalto, reúne tres niveles de agua diferentes y permite a los barcos girar sobre sí mismos para tomar una de las vías que conducen una a Toulouse, otra hacia Agde y el mar, y la tercera hacia la laguna de Thau.

Canal de Midi

Canal de Midi

Un nuevo puerto fluvial y un lugar de escala serán inaugurados en Agde este año 2015, a los pies del palacio Riquet. Estarán conectados mediante vías verdes que permitirán pasearse y desplazarse entre los parques y jardines del Castillo Laurens y de Belle-Isle.

Tesoros hundidos en Cap d’Agde: Museo del Efebo

El Museo del Efebo y de Arqueología Submarina es un espacio único en Francia que sumerge al visitante en la historia de la localidad a través de la exposición de piezas encontradas en el lugar y una impresionante colección de arqueología submarina: ánforas grecorromanas, mosaicos del siglo I, objetos etruscos y célebres bronces que le han dado fama. En esta zona se han encontrado muchos restos debido a su posición estratégica en el golfo de León y el Hérault. Desde la época griega, cuando fue fundada la localidad, los intercambios marítimos fueron constantes y por ello, a causa de naufragios o de catástrofes, algunos objetos arqueológicos quedaron preservados en las aguas del Mediterráneo y del río.

Ánforas del Museo del Efebo.

Ánforas del Museo del Efebo.

Pero sin duda la pieza más conocida del museo y que le ha dado su nombre es la estatua del Efebo, descubierta en el año 1964 en el río Hérault, al pie de la catedral de Agde, por el equipo del GRASPA (Grupo de Investigaciones Arqueológicas Submarinas y de Buceo de Agde). Esta obra maestra en bronce de la escultura griega tiene 2.300 años de antigüedad y se cree que representa a Alejandro Magno.

El Museo del Efebo está dividido en tres departamentos: la Marina Real con sus cañones y las cargas de los barcos hundidos entre los siglos XVII y XIX; la Navegación durante la Antigüedad, donde se pueden ver anclas de basalto y ánforas; y los Bronces Antiguos, la mayor colección regional en este campo con obras destacadas como el Efebo, pero también otras obras poco habituales de las que solo existen unos pocos ejemplares en el mundo.

Guía práctica de Cap d’Agde

¿Cómo llegar a Cap D’Agde?

Desde España se puede llegar a Cap d’Agde en coche o en tren. Nosotros optamos por la alta velocidad franco española de Renfe-SNCF en cooperación tanto en el trayecto ida y vuelta Madrid-Montpellier (6 horas 10 minutos) como en el recorrido Barcelona-Montpellier (2 horas 57 minutos). Desde Montpellier se puede tomar un tren regional que en media hora te deja en Agde.

En Montpellier alquilamos un coche de alta gama de Sixt, nuestra empresa de alquiler de coches de confianza, con el que nos desplazamos hasta Cap d’Agde en unos 40 minutos en coche aproximadamente por la autopista A9. Lo 70 kilómetros que separan Agde de Montpellier se pueden hacer también por una carretera que bordea el mar.

¿Dónde dormir en Cap d’Agde?
En esta web encontraréis información sobre alojamientos en este destinos:
www.reservation.capdagde.com/fr/vacances.htm

Más información:
Oficina de turismo de Cap d´Agde: www.capdagde.com
Reserva tu estancia en Agde en www.reservation.capdagde.com
Más información de Cap d’Agde en www.es.rendezvousenfrance.com/es/cap-agde

Texto elaborado por María Jesús Tomé en colaboración con Bárbara Montes.

 

1 respuesta en este articulo

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR