Tusdestinos.net / Turismo y viajes

La canadiense Vancouver, una de las ciudades con mejor calidad de vida en el mundo, sorprende y atrapa con sus bellos paisajes, su ambiente cosmopolita, su variada gastronomía y su amplia cartelera de espectáculos. Las calles y barrios de esta ciudad, junto con su arquitectura moderna, han servido de escenario para famosas series y películas como Expediente X, Blade Trinity, Xman 3 y Eclipse. Vancouver es un lugar de película. Les invitamos a conocerla.

Primer día

Mañana: bicicleta por Stanley Park

Así como Central Park es el icono de Nueva York, Stanley Park lo es de Vancouver. Se trata del parque más extenso dentro de una ciudad canadiense y uno de los más grandes de Norteamérica (casi 405 hectáreas). Tanto turistas como locales se dan cita aquí para correr, andar en bicicleta o en patines, perderse por sus bosques, disfrutar de sus playas, visitar el Acuario, hacer un picnic o bien ver una obra de teatro al aire libre durante una cálida noche de verano.

Stanley Park, pulmón verde de Vancouver

Stanley Park, pulmón verde de Vancouver © Tourism Vancouver / John Sinal

El parque se ubica en pleno centro de Vancouver y es de fácil acceso. Dado su tamaño, lo mejor es recorrerlo en bicicleta por su Seawall, desde donde se obtienen vistas espectaculares a las montañas, al mar y al Lions Gate, el puente colgante que une al centro con la parte norte de la ciudad (ojo que en verano la ruta se suele llenar de ciclistas y patinadores y se pueden formar embudos).Varias empresas ofrecen alquiler de bicicletas y dos de ellas se encuentran junto a la entrada del parque. Durante el recorrido, no olvide hacerse fotos junto con los tótems, un recuerdo de los indígenas que habitaron aquí alguna vez, y que están ubicados en el centro de información, en el Jardín de Rosas y en la Laguna Perdida.

Mediodía: en Aquabus a la isla Granville

Granville es un destino imperdible para comprar y probar exquisiteces. A esta isla puede llegar en ferry desde False Creek o bien en bus (número 50). Lo más destacable es su mercado, ideal para comprar productos frescos y degustar todo tipo de manjares locales como quesos, fiambres, pescados, panes y un sinfín de pasteles.

Gastronomía en Granville

Gastronomía en Granville/ © Tourism Vancouver / John Sinal

Aquí, la estrella es el salmón (uno de los productos más populares de la Columbia Británica) en todas sus facetas: ahumado o curado, ahumado con queso crema y servido en un sándwich, como hamburguesa, como nuggets, endulzado con jarabe de arce o como sopa o crema. También encontrará productos más exóticos como berenjenas japonesas, jamón de jabalí o salchichas con infusión de vino de tinto. Y las exquisitas delicias dulces como los clásicos macarrones franceses, los cupcakes, las donuts, las tartas de chocolate y de limón acompañados, por supuesto, por el el indispensable café en todas sus expresiones (capuccino, con leche, helado, con leche de soja, entre otros…). Ideal para sibaritas.

Tarde: de compras por la ciudad

Una de las actividades preferidas de locales y turistas en Vancouver es ir de compras. Y en verano, si es que no llueve, lo ideal es hacerlo al aire libre. Dé una vuelta por Robson Street (similar al Oxford Street de Londres) en pleno corazón de la ciudad. Entre las calles Burrard y Jervis encontrará boutiques de moda, zapaterías y también muchas tiendas de souvenirs donde podrá comprar productos canadienses para llevarse de recuerdo como jarabe de arce, chocolates de vino congelado, llaveros, lápices y toda clase de productos con la hojita canadiense.

Robson Street

Robson Street/Foto Turismo de Vancouver © Tourism Vancouver / John Sinal

Robson Street también cuenta con restaurantes, chocolaterías y elegantes cafeterías donde hacer una parada para saborear un rico pastel, un helado o un café espumoso. Se trata de una calle bastante concurrida, por lo que si busca algo más exclusivo, Yaletown puede ser una buena alternativa con sus tiendas de diseñadores, galerías de arte y tiendas de artículos de decoración más modernas. Gastown, Chinatown y Granville Island son otros lugares populares para ir de compras.

Noche: cena y música en vivo

Según los críticos gastronómicos, la cocina de Vancouver es una de las mejores del mundo. Aquí, el producto estrella, como dijimos anteriormente, es el salmón, que junto a los frutos de mar, vegetales y fruta fresca conquistan los paladares de los más exigentes. El Restaurante C, especializado en pescados y mariscos, es uno de los favoritos de los lugareños. Con su estilo contemporáneo e increíble vista hacia False Creek, destaca por sus creaciones culinarias, entre ellas sus ostras crujientes, su salmón con arándanos, su sopa de mariscos o sus ensaladas asiáticas, entre otras exquisiteces.

Restaurante C/Foto Turismo de Vancouver

Restaurante C © Tourism Vancouver/ C Restaurant

La comida asiática es también una de las más típicas. En Chinatown (el barrio chino más grande de Canadá) existe una amplia oferta de restaurantes que sirven dim sum durante el día y platos más elaborados por la noche. También los izakayas, con sus porciones de pescado fresco, sushi, dumplings y otras creaciones propias, son muy populares entre los locales.

Mercado de Chinatown de noche/Foto Turismo de Vancouver

Mercado de Chinatown de noche © Tourism Vancouver/Dannielle Hayes

El epicentro de la vida nocturna en Vancouver esta en la calle Granville con múltiples bares y clubes nocturnos (en muchos se sirve alcohol hasta las 3 o 4 de la mañana). Las discotecas Roxy y Caprice Nightclub son alguna de las más concurridas. Para escuchar música en vivo en el Hotel Yale encontrará excelentes bandas de blues. La entrada cuesta 12 dólares.

The Yale/Foto Turismo de Vancouver

The Yale © Wendy D Photography

Segundo día

Mañana: Vancouver desde las alturas

Para una vista impresionante de la ciudad diríjase al Vancouver Lookout, en pleno centro de la ciudad. Es una de las torres más altas del mundo y fue inaugurada en 1977 nada más ni nada menos que por el mismísimo Neil Armstrong. La entrada para adultos es de 15 dólares (hay descuentos para grupos) y con ella puede entrar y salir cuantas veces desee durante el día (recomendamos volver al atardecer para que vea una vista nocturna de la ciudad). Al observatorio se accede mediante un ascensor de vidrio. La visita puede ser guiada y cuenta con paneles informativos y fotos históricas de la ciudad. Esta puede ser una buena manera para conocer un poco más la historia de Vancouver.

Panorámica de Vancouver desde Lookout

Panorámica de Vancouver desde Lookout © Lookout Vancouver

Mediodía: Comer en la calle

Una rica alternativa para una comida rápida (y así ahorrar tiempo y dinero) es la que ofrecen los carritos de comida y kioscos ubicados en las esquinas y veredas de Vancouver. Si antes solo se vendían hotdogs y castañas, ahora la oferta incluye comida griega, mexicana, coreana, hindú, japonesa y opciones saludables como sándwiches de pescado, sopas y ensaladas, entre otras. Ha sido la misma ciudad la que ha alentado la venta ambulante como una forma de reunir a la comunidad y mejorar la vitalidad de sus calles. Son carritos muy higiénicos, por lo que es recomendable comprar comida en ellos.

De todos, los que se llevan la palma son los que venden hotdogs japoneses (Japa Dog), que no es sino la típica salchicha dentro de un pan pero, en este caso, adobada con condimentos orientales como algas, salsa de soja, de sésamo o teriyaki o bien mayonesa de wasabi (5 dólares por hotdog). Su aroma y sabor ha atraído los paladares de famosos como el mismísimo Anthony Bordain, Steven Seagal, Ashley Green, Zac Efron, Vanesa Hudgens, entre otras celebridades. Durante los Juegos Olímpicos de Invierno del 2010, estos carros fueron la sensación de los turistas, quienes, a pesar del frío, hacían cola para probar estas exquisiteces.

Tarde: de Excursión al Puente Capilano

Los alrededores de Vancouver también tienen mucho que ofrecer. Por ello, recomendamos pasar medio día en el Puente y Parque Capilano, a pocos minutos del centro de la ciudad, para adentrarse en el bosque húmedo templado de la costa oeste. El puente colgante de Capilano, suspendido a más de 70 metros sobre el río Capilano y con un estrecho recorrido de 137 metros, es la atracción más popular del parque, desde el cual se obtienen vistas inigualables a las montañas, al río y a las copas de los árboles.

Puente Capilano/Foto Turismo de Vancouver

Puente Capilano © Tourism Vancouver/Capilano Suspension Bridge

El parque cuenta con otros siete puentes colgantes más que van por encima de los árboles y entre sus copas, además de diversos senderos desde los cuales pueden observarse aves de presa como el halcón de Harris y el búho real, y aprender sobre la flora y fauna que caracteriza a este ecosistema. Una de sus más recientes atracciones, el CliffWalk, consiste en caminar por senderos suspendidos entre acantilados, desde los cuales se obtienen vistas deslumbrantes del cañón. Sin duda ésta es una excursión recomendable para mayores y pequeños. Un consejo. No olvide visitar la tienda de regalos del parque. Aquí se venden dulces típicos de la zona y una colección única de recuerdos, prendas de vestir, juguetes, artesanía de los nativos, postales y recuerdos con un distinguido origen canadiense.

Noche: velada de espectáculos

Vancouver es una de las tres capitales culturales de Canadá. Desde carnavales hasta festivales de teatro al aire libre, ferias artesanales, espectáculos pirotécnicos, ferias gastronómicas…siempre hay algo nuevo ocurriendo en esta ciudad. La mayoría de las fiestas anuales más importantes se celebran durante el verano, como el Bard on the Beach, que desde hace 20 años representa obras de William Shakespeare a precios razonables y el Theatre Under the Stars en Stanley Park, con sus shows estilo Broadway. Por su parte, en invierno, el Winterruption en Granville Island es uno de los eventos favoritos para los que les gusta el arte mezclado con el jazz y el blues.

Theatre Under the Stars en Stanley Park/Foto Turismo de Vancouver

Theatre Under the Stars en Stanley Park © Tourism Vancouver/Dannielle Hayes

Para grandes obras contemporáneas recomendamos darse una vuelta por el Teatro de la Reina Elizabeth, sede también de la Ópera de Vancouver. Durante la temporada de otoño, con el Festival Internacional de Cine, las noches de Vancouver se llenan del mejor cine independiente del mundo.

Para obtener información detallada de la cartelera de espectáculos visite la Oficina de Turismo de Vancouver (200, Burrard Street) o entrar en la web www.ticketstonight.ca, donde además podrás comprar entradas a mitad de precio para funciones que tienen lugar en el mismo día.

Guía práctica

Moneda oficial: Dólar Canadiense

Horario: -7 GMT

¿Cómo llegar?

No hay vuelos directos desde España a Vancouver. Algunas compañías como Air Transat y Air Canadá vuelan desde Madrid, Barcelona y Málaga a Montreal y Toronto, desde donde se puede tomar un vuelo hacia Vancouver.

Más información: www.airtransat.es y www.aircanada.com.

¿Dónde dormir?

St. Regis Hotel (602, Dunsmuir Street) es excelente hotel boutique ubicado en el centro de la ciudad, cerca de las mayores atracciones. Es elegante, cómodo y con personal atento y amable. Cuenta con wi-fi y un business centre, ideal para los que viajan por negocios. Excelente desayuno con opciones de tortillas, tostadas, cereales, zumos frescos, te y café.

Más información de Vancouver en: www.tourismvancouver.com

Más reportajes de Canadá en la web: NIÁGARA, diez consejos para una ruta turística por la ciudad canadiense / MONTREAL (Canadá): nueve visitas indispensables en la ciudad más poblada del QUEBEC

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies