Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Valle de Aosta bicicleta

Las rutas de Valle d’Aosta son muy apreciadas para los aficionados al ciclismo por sus carreteras, pendientes y puertos de montaña. Esta región alpina italiana ha acogido en diferentes momentos algunas etapas alpinas del Giro de Italia. Sin embargo, no hace falta ser un gran ciclista para practicarlo, ya que en Valle d’Aosta hay rutas para todos los niveles y gustos.

Recorridos para amantes de los retos

Los más deportistas buscarán grandes retos y en Valle d’Aosta es posible encontrar recorridos  que son, sin, duda, grandes desafíos. La ruta que va de Pont-Saint-Martin a Gressoney-La-Trinité es una de las propuestas del Valle d’Aosta. Ésta recorre el Valle de Gressoney, que empieza en un estrecho paso y se abre al llegar al Monte Rosa, una montaña espectacular, con 28 puntas de más de 4.000 metros.

Otro desafío para los amantes del ciclismo es el recorrido que va desde Châtillon hasta Breuil-Cervinia, atravesando el valle que lleva a las pendientes del monte Cervino. La ruta pasa por algunas localidades como Chamois, un pequeño pueblo alpino al que sólo se puede llegar a pie o en teleférico.

Hasta Francia por el paisaje más natural

Para los amantes de la naturaleza y de la historia, la mejor ruta es la que va desde Pré-Saint-Didier hasta el puerto del Pequeño San Bernardo. En menos de dos horas el ciclista llega a Francia. Esta zona era conocida ya por los romanos por sus aguas minerales, que brotan de la roca a 36° grados y alimentan las termas de Pré-Saint-Didier.

Ésta es una de las rutas menos transitadas de Valle d’Aosta. En la subida hacia el puerto del Pequeño San Bernardo, la única localidad que se encuentra es La Thuile, que fue otrora un punto estratégico porque era parada de la vía romana de las Galias.
Para completar esta ruta ciclista-cultural son interesantes los restos de un crómlech prehistórico ubicado en la frontera italofrancesa. Además, poco después de cruzar la frontera, está el jardín botánico “Chanousia”, creado por el abad Chanoux en 1897.

Desafíos para los más osados

Los amantes del ciclismo no sólo pueden circular las carreteras ya que, durante el verano, algunas estaciones de esquí cierran reconvierten sus instalaciones para practicar de portes de verano como el downhill. Esta modalidad extrema de mountain bike se practica con bicicletas de cuadro robusto y cascos similares a los de motocross por su peligrosidad.

Para más información, visite: www.alpsaosta.com

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies