Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Después de sesenta años de su inauguración, el centro de esquí Portillo, en Chile, sigue atrayendo a cientos de turistas a nivel mundial. Sus imponentes montañas, su laguna y blancos paisajes hacen de este lugar un refugio exclusivo para los amantes de la aventura, del relax y de la tranquilidad.

A dos horas y media de Santiago de Chile, enclavado en la cordillera de Los Andes, se encuentra Portillo, el primer centro de esquí de Sudámerica que con los años ya es parte de la tradición e historia de este país. Este resort exclusivo no solo destaca por su sofisticada hotelería sino también por sus impresionantes paisajes y por la diversidad de actividades que ofrece a los visitantes. No fue  hasta 1910 cuando Portillo apareció en el mapa de los fanáticos del deporte blanco. Europeos y estadounidenses comenzaron a visitar la zona de la Laguna del Inca  y a popularizar el deporte entre los chilenos. La construcción de una cabaña daría origen al actual Hotel Portillo, el único de la zona con una capacidad para 450 huéspedes.

Esquiador ©  Fotografía Jonathan Selcowitz

Esquiador © Fotografía Jonathan Selcowitz

Hasta hoy Portillo sigue siendo parte de la tradición de las familias chilenas, manteniendo ese ambiente de exclusividad que lo distingue de los otros centros de esquí ubicados a unos cuarenta minutos de la capital. Andariveles sin congestión, servicio personalizado, pistas de calidad y bien mantenidas y una gastronomía de primera, hacen de este lugar un destino atractivo donde relajarse y disfrutar de los deportes invernales.

Actividades

Portillo sigue siendo además un lugar de entrenamiento para las principales delegaciones olímpicas. Cuenta con 34 pistas y 14 medios de elevación que agilizan la circulación entre los esquiadores. La mayoría de sus pistas satisfacen las necesidades de esquiadores y snowbordistas de nivel avanzado e intermedio, pero también hay pistas para principiantes y expertos.

Snowboarders © Fotografía Diego Munita

Snowboarders © Fotografía Diego Munita

Este año el resort ha realizado una inversión de más de un millón de dólares en ampliación de pistas para principiantes, compra de equipos para la fabricación de nieve y manutención de pistas y adquisición de nuevos equipos de arriendo. Para homenajear al mítico ferrocarril trasandino que atravesaba la Cordillera de los Andes en 1910, el centro mantuvo uno de sus túneles que desde esta temporada cuenta además con un speaker con detección de movimiento para que los esquiadores que elijan la pista Bajada del Tren vivan la experiencia de pasar por el túnel escuchando el sonido del ferrocarril, como en épocas pasadas.

El resort también ha ganado prestigio gracias a su Escuela de esquí ya que cuatro de sus directores fueron ganadores de medallas de oro olímpica y también por su amplia gama de actividades como snowtubing, trekking y heli-skiing (volar en un helicóptero por la cordillera de los Andes y bajar por nieve virgen) en al menos ocho rutas diferentes que permiten disfrutar de la inmensidad de la Cordillera de Los Andes. Una de las aventuras de esquí fuera de pista que han llamado la atención de extranjeros es Súper C Couloir (pasaje o corredor en francés), una travesía que no está indicada en los mapas y que combina escaladas, grandes vistas y esquí en nieve virgen.

Après ski

En invierno, alrededor de las 4 de la tarde el sol comienza a esconderse tras las montañas y la temperatura desciende. Es el momento perfecto para hacer un alto en el esquí y relajarse en las múltiples instalaciones del hotel disfrutando de la puesta de sol. Hotel Portillo se ubica a orillas de la Laguna del Inca, un lago donde, según la leyenda, el inca Illi Yupanqui lloró todas sus penas cuando la princesa Kora-lle murió al sufrir un accidente al estar cumpliendo una tradición para su matrimonio. El Inca lloró en esta laguna ya que aquí fue dejado el cuerpo de su amada, y se dice que, en ese momento, la laguna se volvió color esmeralda, el mismo color de los ojos del inca.

Ski Portillo y Laguna del Inca © Fotografía Rogier van Rijn

Ski Portillo y Laguna del Inca © Fotografía Rogier van Rijn

Su terraza es el lugar ideal para relajarse y dejarse encantar por la belleza del paisaje. A pesar de los años, el hotel conserva su estilo de refugio de montaña clásico: salones amplios, sillones antiguos, muros de los que cuelgan antiguas fotos, bares estilo taberna… un refugio en la montaña que llama al relax pero también al entretenimiento.

Uno de los placeres preferidos de los visitantes tras una agotadora jornada de esquí es relajarse en la piscina o jacuzzi al aire libre con agua templada, donde además entablan una que otra conversación con otros turistas de la zona. Tras ello, el descanso continúa en la sauna o con un masaje en la sala de ejercicios para luego deleitarse con gastronomía de nivel, ver una película en el cine, escuchar música en vivo en el bar o terminar el día bailando en la discoteca.

Wine Week © Fotografía Jonathan Selcowitz

Wine Week © Fotografía Jonathan Selcowitz

Desde hace dos años, los sibaritas pueden disfrutar durante agosto de la Wine Week donde cada noche una bodega chilena da a conocer lo mejor de sus vinos en una cata liderada por sus enólogos. Este año se agregó además la Semana Gastronómica donde se sirven cenas a tres tiempos, creaciones del chef Rafael Figuroa (al frente de la cocina de Portillo durante 25 años) cuyas recetas fueron recopiladas en el libro Cocina con Historia.

El hotel ofrece un sistema all inclusive de 7 noches de alojamiento en el que se incluyen 7 días de ski, 4 comidas por día, acceso a todas las instalaciones y otros servicios. Para los que viajan en grupo, están también los “Chalets de Montaña” en los que se pueden alojar hasta 8 huéspedes en un ambiente íntimo y acogedor. Esta alternativa permite acceder a cuatro comidas diarias en el comedor principal con acceso a todas las instalaciones del centro de esquí y sus actividades indoors.

Portillo, mucho más que esquí

Datos prácticos

Ubicación: Se ubica en la cordillera de los Andes a 2.860 metros de altitud y a una distancia de 80 kilómetros de la ciudad de Los Andes, a 164 km al norte de Santiago de Chile y a menos de 6 km del Paso Los Libertadores, en la frontera con Argentina.

Cómo llegar: LAN cuenta con vuelos Madrid-Santiago. Desde la capital, se puede alquilar un vehículo (dos horas y media aproximadas de viaje). Portillo Tours & Travel ofrece transporte desde y hacia Portillo en autos privados y buses ptours@skiportillo.com

Precios: Ski Week en Hotel Portillo: desde los 890 dólares por persona (en lodge para cuatro personas, temporada baja y 7 noches). Ski Week en Chalet: desde los 4950 dólares (temporada baja y 7 noches)

Más información: www.skiportillo.com

Más reportajes de Chile en la web: Portillo, nieve y tradición en los Andes chilenos / PATAGONIA CHILENA: ruta por el Aysen Glacier Trail /VALLE DEL ELQUI, en Chile: turismo, astronomía y encanto al natural/ISLA DE PASCUA, viaje a los confines del mundo

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies