Ubicada a orillas del Atlántico, la marroquí Casablanca, considerada la capital financiera del Reino Alauita, es una ciudad muy interesante para visitar ya que tiene algunos atractivos para mostrar como la Gran Mezquita de Hassan II, la medina vieja, o el barrio de Habous donde destaca el curioso y colorido zoco de las aceitunas. Pero si a alguien tiene que agradecer esta ciudad el halo de magia que la envuelve es sin duda a Michael Curtiz, director de la mítica Casablanca, película que ha cumplido 70 años en 2012 y que ha servido a más de uno como excusa para visitar esta ciudad pese a que, como algunos saben, nunca se rodó en Marruecos sino en Hollywood.



A bote pronto me atrevo a decir que Casablanca no es una ciudad impresionante como puede ser cualquiera de las Ciudades Imperiales marroquíes. Sin embargo, al pasear por sus calles te encuentras con algunos atractivos que merecen la pena descubrir. Sin duda el monumento más representativo del siglo XX no solo de Casablanca sino de todo el país es la Gran Mezquita de Hassan II, situada a orillas del Atlántico. Inaugurada el año 1993, este monumento cuenta con el minarete más alto del mundo (200 metros), una gran sala de oraciones para 25.000 fieles y una explanada para 80.000 personas.

Gran Mezquita de Hassan II/Foto Juan Coma

Gran Mezquita de Hassan II/Foto Juan Coma

Para la construcción de este colosal edificio se unieron la arquitectura tradicional marroquí y la tecnología más sofisticada ya que se tuvo que ganar terreno al mar para construirla. Destaca el rayo láser que marca la dirección de La Meca y que está en lo más alto del minarete. Las cifras que envuelven al edificio son de récord ya que cuenta con 25 puertas de titanio y latón, y 76 pilares interiores que sostienen un gigantesco techo elaborado de madera de cedro que puede abrirse.

La Mezquita de Hassan II tiene 25 puertas de titanio y latón/Foto Juan Coma

La Mezquita de Hassan II tiene 25 puertas de titanio y latón/Foto Juan Coma

La Gran Mezquita de Hassan II se puede visitar todos los días a excepción de los viernes. La duración del recorrido es de una hora y el precio de las entradas, que se adquieren en la puerta principal, es de 100 dinares para los adultos, 50 para los estudiantes y 25 para los niños.

Interior Mezquita de Hassan II/Foto Juan Coma

Interior Mezquita de Hassan II/Foto Juan Coma

La antigua medina

Rodeada por las murallas que el sultán Sidi Mohammed Ben Abdallah mandó reconstruir en el siglo XVI, en la antigua medina destacan algunos emplazamientos como las puertas Bab El Jedid, Bab El Mersa y Bab Marrakech, el santuario de Sidi Kairouani, cerca de la calle de Tnaker, las mezquitas Ould el Hamra y la de Dar El Makhzen, y la Scala, un antiguo bastión del XVIII que alberga en la actualidad un restaurante y desde donde se tiene una espléndida vista sobre la medina y el puerto. Al oeste de la medina se encuentra la plaza de la Comedia, que acoge un mercado y la koubba de Sidi Bou Smara.

Entrada Restaurante Sqala/Foto Juan Coma

Entrada Restaurante Sqala/Foto Juan Coma

El bulevar de La Corniche, delimitado por el faro de El Hank y el marabuto de Sidi Bou Abderrahmane, al que sólo se puede acceder durante la marea baja, es el paseo marítimo construido a lo largo de la costa atlántica. Es una de las zonas más concurridas de esta cosmopolita ciudad marroquí en la que se encuentran algunos de los mejores y variados restaurantes y extensas y concurridas playas. De noche es uno de los puntos de referencia del ocio nocturno en Casablanca por sus pubs, discotecas y cabarets. Al final de la Corniche se encuentra el barrio residencial de Anfa, donde tuvo lugar la conferencia del mismo nombre en la que, en enero de 1943, Churchill y Roosevelt planearon el desembarco aliado en Europa.

El barrio de Habous

El barrio de Habous, o medina nueva, está al sur de la ciudad y en él se encuentran algunas plazoletas y calles porticadas con zocos donde se vende artesanía típica, mercados muy singulares como el de las aceitunas donde se pueden comprar muchas clases de olivas o el de los hojalateros que elaboran objetos muy apreciados como teteras, bandejas cinceladas o teteras, entre otros.

Zoco de las aceitunas de Casablanca/Foto Juan Coma

Zoco de las aceitunas de Casablanca/Foto Juan Coma

En el barrio de Habous se encuentran las mezquitas de Dar Al Makhzen y de Sidi Mohammed Ben Yousssef, la mahkama del Pachá, un edificio de estilo hispano-morisco construido en mármol y madera que fue antaño la sala de recepción para el antiguo Pachá de Casablanca, y el Palacio Real.

Palacio Real de Casablanca/Foto Juan Coma

Palacio Real de Casablanca/Foto Juan Coma


La Casablanca moderna

Casablanca cuenta con edificios art déco, situados al este de la medina en la zona delimitada por la Avenida Hassan II, el Bulevar Meskini y el Bulevar Mohammed V. Son dos ejemplos la Villa de las Artes, construida en los años treinta, y la Wilaya o Prefectura, edificada por Marius Boyer en la emblemática Plaza Mohammed V. En este lugar se encuentran otros edificios que combinan influencias marroquíes y francesas como el Palacio de Justicia, el Consulado de Francia, el Banco Nacional, y el edificio de Correos. Muchos edificios y espacios están dedicados a este monarca alauita que llevó a Marruecos a la independencia de Francia en el año 1957.

Cerca de la plaza Mohammed V se encuentra el parque de la Liga Árabe, del 1918, en el que destaca una alameda central bordeada por palmeras esbeltas y en cuyas terrazas es muy agradable tomar un café después de un recorrido por la ciudad. No podemos irnos de Casablanca sin visitar el barrio de Mâarif, reflejo de la modernidad de esta ciudad alauita. Esta antigua zona pobre, situada al oeste del parque de la Liga Árabe, es en la actualidad uno de los barrios más destacados de la ciudad en el que sus calles están repletas de comercios de lujo y de establecimientos de moda, dominados por las torres gemelas del Twin Center.

Guía práctica

¿Cómo llegar?

Air Arabia Maroc

Air Arabia Maroc

Air Arabia Maroc conecta Barcelona con Casablanca con dos vuelos a la semana (viernes y domingo). El aeropuerto internacional de Casablanca Mohammed V está situado a unos 30 kilómetros de la ciudad. Más información www.airarabia.com.

 

¿Dónde alojarse?

El hotel Barceló Casablanca, ubicado en el Bulevar d’Anfa, cuenta con 85 habitaciones, algunas con buenas vistas a la Gran Mezquita. Destaca su restaurante a la carta Tubkal, donde se sirven platos de la gastronomía marroquí, y el salón de té Anfa, conocido por su repostería local.

Vista de Casablanca desde el Hotel Barceló/Foto Juan Coma

Vista de Casablanca desde el Hotel Barceló/Foto Juan Coma


Hotel Barceló Casablanca

139 Bulevar Anfa
20000 Casablanca (Marruecos)
Tel. 00 212 522 20 80 00
Más información en www.barcelocasablanca.com y en www.barcelo.com

¿Dónde comer?

Restaurante Sqala
Bulevar Almohades
Tel. 00 212 06 61 82 01 72
Fax. 00 212 05 22 26 20 35
sqala@restopro.ma
www.restopro.ma

Rick’s Café
248, Bulevar Sour Jdid
Tel. 00 212 522 27 42 07
Fax. 00 212 522 48 78 84
reservationsrickscafe@gmail.com
www.rickscafe.ma

Más información del Rick’s Café de Casablanca: Rick’s Café de Casablanca, tócala otra vez Issam

Más reportajes de Marruecos en la web: MEDITERRANIA SAÏDIA, el nuevo destino balneario de Marruecos / FEZ, ruta por la verdadera ciudad imperial de MARRUECOS

Dejar un comentario


− siete = 1