Cameros, en La Rioja, es una de las comarcas más desconocidas de esta Comunidad Autónoma. Este territorio, situado al sur de la Rioja Media, se subdivide en dos: el Camero Nuevo, que se sitúa en el valle del río Iregua (excepto Brieva en la cuenca del Najerilla), y el Camero Viejo, que se ubica en los márgenes del río Leza.

Ermita de la Virgen de Lomos de Orios, en Sierra de Cebollera

Ermita de la Virgen de Lomos de Orios, en Sierra de Cebollera

En este artículo nuestro destino es el Camero Nuevo que combina infinidad de atractivos turísticos y donde se pueden realizar numerosas actividades que vamos a resumir en cinco. Conocer su pasado trashumante; quemar adrenalina practicando deportes de aventura; relajarse dando un paseo por la naturaleza en la Sierra de Cebollera; disfrutar de los sabrosos platos de cuchara de la gastronomía camerana; o conocer el patrimonio de los pueblos serranos son algunas de las opciones que el Camero Nuevo ofrece a todos aquellos que lo visitan.

Un homenaje a la trashumancia

La comarca de Cameros fue una de las regiones más prósperas de Europa por la industria textil que se asentó en este enclave riojano (no en vano sustentaba buena parte de exportación española a Francia). En la actualidad poco queda de esa actividad aunque desde hace quince años se rememora ese pasado en la Fiesta de la Trashumancia cada primer fin de semana de octubre. Y es que, según la tradición, ese era el momento en que se despedía a los pastores y a los rebaños de ovejas merinas que pasaban allí el verano y que se marchaban por las cañadas reales a pasar el invierno al sur de la Península donde la temperatura era más agradable.

Museo de la Trashumancia de la Venta de Piqueras

Museo de la Trashumancia de la Venta de Piqueras

Un lugar que pone de relieve la época mesteña es el Museo de la Trashumancia de la Venta de Piqueras (Lumbreras), situada en la calzada romana que conectaba Vareia con Numancia, que alberga todo tipo de objetos relacionados con el pastoreo como ropa, amuletos o instrumentos musicales, entre otros. Cabe destacar que el edificio que acoge este museo fue un antiguo descansadero de rebaños ovinos y hoy es propiedad de la Mancomunidad de las Trece Villas.

De la Mesta al earth art en Cameros

La Venta de Piqueras está ubicada en pleno Parque Natural de la Sierra de Cebollera, en el Sistema Ibérico. Es el único espacio natural riojano que tiene la distinción de parque natural y es un lugar pluscuamperfecto para hacer excursiones. En el Parque Natural de la Sierra de la Cebollera, que puede presumir de unos bosques frondosos de haya, abedules y pino, hay rincones de gran belleza como las cascadas de Puente Ra o los aledaños de la Ermita de la Virgen de Lomos de Orio.

Cascadas de Puente Ra

Cascadas de Puente Ra

El mejor lugar de partida para recorrer la Sierra de Cebollera es el Centro de Interpretación del Parque Natural, situado en la localidad de Villoslada de Cameros donde los visitantes aprenden a través de un audiovisual cómo ha evolucionado el paisaje desde el fin de la trashumancia. Desde la desaparición de esta actividad se han recuperado los bosques, hoy lugares perfectos para la práctica de algunas prácticas al aire libre como el ciclismo de montaña o el senderismo. Por último la Sierra de Cebollera es un espacio para el arte al aire libre gracias a una más que espléndida colección de earth art, con obras diseminadas a lo largo de los senderos de la Virgen y de Achichuelo.

Deportes de aventuras en el Camero Nuevo

El Camero Nuevo atrae a numerosos visitantes intrépidos porque es un sitio que invita a la práctica de deportes de aventura. Así, en el Parque de Aventura Sierra de Cameros, en Lumbreras, las familias se lo pasan en grande deslizándose por tirolinas, atravesando puentes colgantes o bien poniendo a prueba su puntería en la zona de tiro con arco.

Parque de Aventuras Sierra de Cameros

Parque de Aventuras Sierra de Cameros

El río Iregua, por su parte, es perfecto para las actividades acuáticas como el rafting, el barranquismo o el entretenido river tubing (descenso de rápidos en un donut inflable) que ofrecen empresas como Moscaventur.

River tubing en el Iregua

River tubing en el Iregua

En el Camero Nuevo hay otro espacio para hacer deportes en el agua como vela, piragüismo o salidas en barco. Se trata del Club Náutico El Rasillo, situado a orillas del embalse González-Lacasa, una represa artificial rodeada de extensos pinares a 1.000 metros de altitud.

Embalse González Lacasa y Club Náutico El Rasillo

Embalse González Lacasa y Club Náutico El Rasillo

Gastronomía camerana

La tradición culinaria de la comarca de Cameros es de renombre. Platos como los caparrones, las pochas, la menestra de verdura, las sopas de ajo o las chuletillas al sarmiento son imperdibles al igual que algunos postres como la leche frita o las peras al vino.

Chorizo riojano

Chorizo y otras delicias riojanas

Dos establecimientos altamente recomendables son el restaurante del Club Náutico El Rasillo, que se ha convertido en un referente de la cocina camerana, y el Corona, en Villoslada de Cameros, donde sirven en la mesa de los comensales un puchero de barro con generosas porciones de platos de cuchara como unas excelentes patatas a la riojana o caparrones, entre otros manjares locales.

Conoce el patrimonio del Camero Nuevo

La quinta y última razón para viajar al Camero Nuevo es recorrer sus pueblos serranos. Uno de los más bonitos es el anteriormente mencionado Villoslada de Cameros, cuyas edificaciones de arquitectura popular del siglo XVI y sus grandes casonas del siglo XVIII hacen de esta localidad un buen destino para descubrir el patrimonio camerano. Otro pueblo de obligada visita es Ortigosa de Cameros que destaca por sus casas solariegas y edificios de los siglos XVI y XVII. Merece la pena adentrarse en sus cuevas, las únicas acondicionadas para una visita turística en La Rioja, donde maravillan sus espectaculares estalactitas, estalagmitas y otras formaciones calizas.

Torrecilla en Cameros, ermita de San Andrés

Ermita de San Andrés en Torrecilla en Cameros

El último pueblo que os recomendamos es Torrecilla en Cameros, capital oficiosa de la comarca. Es muy conocida por la ermita de San Andrés, el puente medieval sobre el río Iregua y por ser la villa natal de Práxedes Mateo Sagasta, político liberal que fue jefe del Gobierno español en varias ocasiones durante finales del siglo XIX. Torrecilla en Cameros es un pueblo que cobra vida en verano y un buen lugar para establecer una base de operaciones (os aconsejamos la Hospedería Sagasta) para hacer un recorrido por el Camero Nuevo.

Dejar un comentario

diecinueve − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies