En nuestro último viaje a Cuba en familia hicimos un maravilloso recorrido por La Habana, una de las ciudades más interesantes que hemos visitado recientemente.

La sensación que tienes al recorrer las calles de la capital de esta isla caribeña es que parece que su historia se haya detenido en los años sesenta del siglo pasado.

La Habana Vieja está llena de color

La Habana Vieja está llena de color, música y sabores

Vídeo de Cuba

Nos alojamos en un establecimiento que tiene una ubicación estratégica, el Iberostar Parque Central situado, como su nombre indica, en el Parque Central, uno de los lugares más conocidos de La Habana porque está rodeado por edificios emblemáticos como el Gran Teatro de La Habana dedicado a la inigualable bailarina Alicia Alonso, el Hotel Inglaterra, el Hotel Telégrafo o el Museo Nacional de Bellas Artes edificio de Arte Universal.

¿Os gustan las vistas al Capitolio que teníamos desde la terraza de nuestra habitación del Iberostar Parque Central?

¿Os gustan las vistas al Capitolio que teníamos desde la terraza de nuestra habitación del Iberostar Parque Central?

Desde la terraza de nuestra estupenda habitación familiar de este establecimiento teníamos unas vistas inigualables ya que la cúpula del Capitolio nos daba cada jornada los buenos días. Aparte, si mirábamos hacia la calle, estaban aparcados los elegantes y coloridos coches de los años cincuenta con la que muchos turistas (nosotros incluidos) hacen recorridos por la ciudad.

Los coches de los años 50 estaban aparcados justo delante de nuestro hotel

Los coches de los años 50 estaban aparcados justo delante de nuestro hotel

Ruta a pie por La Habana

El Iberostar Parque Central es perfecto para comenzar un paseo a pie por La Habana Vieja, declarada Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO por su pasado colonial. La Calle Obispo, el Paseo del Prado o la Plaza de Armas son algunas de las vías de obligado paseo para empaparse de la esencia de la capital de Cuba.

Y es que el casco histórico está repleto de plazas, fortalezas y edificios construidos entre los siglos XVI y XIX.

Plaza de San Francisco de Asís, Ła Habana

Plaza de San Francisco de Asís, Ła Habana

Nuestro recorrido lo empezamos siguiendo la calle Empedrado donde se encuentra el bar-restaurante más conocido de este país. Se trata de la Bodeguita del Medio, donde el escritor norteamericano Ernest Hemingway se ponía a tibio a mojitos (los hemos probado mucho mejores en nuestro viaje), un establecimiento donde además se pueden probar platos de la gastronomía cubana.

En este viaje hemos descubierto algunos manjares que nos han encantado como las sopas, la de pescado y la de cerdo, o el arroz congrí (con frijoles).

Aunque una de las cosas que nos ha quedado pendiente en estas vacaciones en Cuba es probar un paladar, un negocio privado (de los pocos) autorizados por el gobierno en los que las familias abren sus casas, habilitan el salón, ponen unas mesas y unas sillas y el restaurante ya está preparado para recibir comensales.

En los paladares degustas la verdadera comida cubana a un precio muy razonable y les haces además un gran favor a los locales. 

En Cuba probamos unas sopas deliciosas. Ésta de langosta no estaba nada mal

En Cuba probamos unas sopas deliciosas. Ésta de langosta no estaba nada mal

La calle Empedrado desemboca en la Plaza de la Catedral, donde está el hermoso templo de San Cristóbal de La Habana. Muy cerca se encuentran la Plaza de Armas, la más antigua de La Habana Vieja (aquí nació La Habana colonial en el siglo XVI), y el Castillo de la Real Fuerza de La Habana.

Catedral de La Habana

Catedral de La Habana

Plaza de Armas, una de las más emblemáticas de La Habana

Plaza de Armas, una de las más emblemáticas de La Habana

A lo largo del recorrido nos encontramos con varios músicos que entretuvieron a los más pequeños con unas maracas con la susbiguiente solicitud de una propina por sus servicios. 

Encontrarte a músicos callejeros es muy habitual en las calles de La Habana

Encontrarte a músicos callejeros es muy habitual en las calles de La Habana

No hay que olvidarse que las calles y avenidas de La Habana Vieja están repletas de ritmos caribeños, luz y mucho colorido.

Edificios de La Habana

Edificios de La Habana

De vuelta al hotel hicimos una parada en el famoso bar El Floridita (donde el antes mencionado Hemingway se pimplaba los daikiris) hasta regresar de nuevo a nuestro establecimiento donde disfrutamos de una estupenda comida en su terraza mientras los más pequeños se lo pasaban en grande en la piscina.

En El Floridita se le rinde homenaje a Hemingway con esta estatua. Era un habitual de este bar conocido por sus daikiris

En El Floridita se le rinde homenaje a Hemingway con esta estatua. Era un habitual de este bar conocido por sus daikiris

Ruta en coche antiguo por El Malecón y la Plaza de la Revolución

Después de la siesta alquilamos un coche antiguo con conductor (aparcaban justo delante de nuestro hotel) e hicimos un recorrido al son de compases cubanos por otros lugares de La Habana un poco más alejados del centro.

Con estas caras de ilusión comenzamos nuestra excursión por La Habana en un coche antiguo

Con estas caras de ilusión comenzamos nuestra excursión por La Habana en un coche antiguo

La primera parada la hicimos en el malecón habanero, un muro de hormigón de unos ocho kilómetros que protege la primera línea de edificios de las olas del mar.

Es el más famoso del mundo, ha inspirado numerosas canciones e historias y es uno de los emblemas de La Habana.

Se construyó durante la primera mitad de siglo XX y no te puedes ir de la capital de Cuba sin verlo.

Los niños sobre el malecón de La Habana

Los niños sobre el malecón de La Habana

La segunda parada la hicimos en la plaza de la Revolución que, con sus 72.000 metros cuadrados es una de las más grandes del mundo. Aquí está el monumento dedicado a José Martí, uno de los impulsores de la independencia de Cuba.

Plaza de la Revolución

Plaza de la Revolución de La Habana

Asimismo en varios edificios lucen las imágenes del Che Guevara y de Camilo Cienfuegos, líderes de la Revolución cubana. Aquí pusimos nuestro punto y final a nuestra visita por La Habana un recorrido que, verdaderamente, se nos hizo muy breve. Para conocer verdaderamente la capital de Cuba se necesitan dos o tres días y no una jornada como estuvimos nosotros.

Consejo final: bonus track

Lo mejor que podéis hacer al llegar a Cuba es cambiar euros a la moneda actual, el CUP (Peso Cubano) ya que tendréis que dar propinas a maleteros, camareras de habitación o guías.

Nosotros cambiamos euros en la calle ya que el cambio en el aeropuerto o en los bancos o casas de cambio era 1 euro – 26 pesos mientras que en la calle conseguimos 1 euros – 70 pesos (incluso se puede conseguir el cambio a 85 pesos pero no lo logramos). Eso sí hay que tener cuidado en que no te den billetes falsos.

La música fue una constante en nuestro recorrido por La Habana

La música fue una constante en nuestro recorrido por La Habana

Hotel en La Habana

Iberostar Parque Central

267 Agramonte
La Habana
Cuba
Tel +53 7 8606627

¿Cómo llegar a Cuba?

La aerolínea Worldtofly cuenta con dos vuelos semanales que conectan Madrid con el aeropuerto José Martí de La Habana.

Documentación para viajar a Cuba

Pasaporte en vigor, visado (unos 40 euros aproximadamente). Lo que es obligado para entrar en Cuba es tener un seguro médico. Nosotros íbamos muy tranquilos porque Mondo nos ofrece todas las garantías para que los viajes siempre salgan bien.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies