Hasta hace unos años Oakland era conocida principalmente por su importante puerto comercial, el más grande en la costa oeste de los Estados Unidos. Gracias a la afluencia en la ciudad de personajes creativos (artistas, chefs, directores y programadores de la cercana Pixar) atraídos por alquileres más baratos que la cercana San Francisco, la atmósfera ha cambiado por completo. Oakland está experimentando un período de gran desarrollo y renacimiento desde el punto de vista cultural. Es cada vez más una ciudad con identidad propia, que se está convirtiendo en un destino turístico en donde pasar dos o tres días sumergidos en el arte, la música, la naturaleza y la buena comida, para luego salir a explorar los otros lugares de la bahía de San Francisco.

Barrio de Jack London Square

Barrio de Jack London Square de Oakland  © Visit Oakland

Así es como restaurantes encabezados por algunos de los nombres más interesantes del mundo de la restauración (como los discípulos de Chez Panisse), animados centros culturales, exuberantes parques, bodegas, cervecerías artesanales y la alegría de vivir contagiosa, han convertido a la ciudad en uno de los destinos más emergentes de la bahía. Y todo esto acompañado de mejores condiciones climáticas que su renombrado vecino. Pero seamos claros: Oakland no quiere ser la reina, no hay tronos para usurpar, su objetivo es hacer que el viaje en la bahía sea aún más emocionante, sorprendente y, por qué no, más económico.

Primer día en Oakland

Tarde de relax en el lago

El Lake Merritt de Oakland, un lago artificial salado que en el pasado estaba contaminado, muestra desde hace cuatro años una nueva cara fruto de un rediseño de 122 millones de dólares. Cuenta con una variedad de instalaciones deportivas y de jardines temáticos para explorar, incluyendo un Jardín Sensorial, un Jardín Zen Japonés, y el único Jardín Público de Bonsai en el Norte de California.

Oackland de noche. © Caryn Becker / Visit Oackland

Oackland de noche. © Caryn Becker / Visit Oakland

Se está trabajando para abrir un canal entre el lago y Jack London Square, para que algún día se pueda ir remando hasta la Bahía de San Francisco (para que los lobos marinos también puedan regresar). El lago Merritt fue el primer refugio de vida silvestre de los Estados Unidos en 1870. Las aves habían desaparecido por un tiempo, debido al creciente desarrollo, pero ahora están de nuevo en pleno aumento. Golden Gate Audubon ofrece paseos gratuitos con observación de aves (birdwatching).

Oakland Museum

Oakland Museum  © Visit Oakland

Mañana cultural

Para cualquier persona interesada en todo lo que es California, el Oakland Museum of California es el lugar perfecto. Esta joya de museo recientemente renovada tiene tres grandes áreas de exposición dedicadas al arte, la historia y las ciencias naturales. Mientras recorres las numerosas pantallas interactivas, pronto te das cuenta de que gran parte de la historia de California es la historia del país: ordenadores, películas de Hollywood, Summer of Love y una fuerte inmigración.

Segundo día en Oakland

Mañana entre bodegas

Es verdad, Napa Valley está muy cerca, a tan solo una hora de distancia, pero ¿por qué enloquecerse en el tráfico cuando Oakland tiene una ruta de vinos excepcional? Lo que escuchas: magníficas bodegas con barricas de vino, áreas de maceración y salas de degustación que cuentan con vinos zinfandel y syrah, entre los más apreciados del estado. La vista desde las bodegas Rosenblum es insuperable y podrás disfrutar de una degustación de cuatro vinos mientras admira el puerto de Oakland salpicado de veleros. Hay muchas otras bodegas en la ciudad como Jeff Cohn, Urban Legend, Periscope, pero quizás es Dashe la que ofrece la mejor experiencia para una bodega urbana. Y mientras vas caminando por una pequeña calle anónima te encuentras con un almacén de color rojo brillante lleno de barriles de roble y barriles de acero inoxidable. Allí puedes disfrutar de una degustación en el mostrador o disfrutar de un picnic en el patio soleado. East Bay Winery Bike Tours ofrece recorridos por las bodegas de Oakland y Alameda.

Ciudad de Oackland

Ciudad de Oackland © Visit Oakland

Tarde en los teatros

El espléndido Fox Theatre se remonta a la era del jazz, cuando los jóvenes se agolpaban aquí para ver películas y disfrutar de espectáculos en vivo. Luego vino el magnífico Paramount Theatre en 1931, que disfrutó de tiempos igualmente dorados. Por desgracia, el blues y la decadencia de la ciudad en la posguerra afectaron a ambos por décadas, empujándolos a la más negra degradación y al borde del cierre.

Teatro Grand Lake © Graham Thomas / Visit Oackland

Teatro Grand Lake © Graham Thomas / Visit Oakland

La Paramount regresó a su antigua gloria Art Deco en los años 80, uno de los primeros destellos de esperanza para el futuro de la ciudad, que en esos tiempos estaba muy descuidada. Mientras que el Fox Theatre se sometió a un lifting multimillonario en 2009. Hoy, ambos son centros culturales vibrantes y su renacimiento ha inyectado vigor en el cercano barrio Uptown, lleno de boutiques independientes, bares y restaurantes animados. Puedes ver otras maravillas arquitectónicas con el tour gratuito de Oakland walking tour.

Tercer día en Oakland

Mañana en la naturaleza

Es difícil imaginar que, dentro de los confines de esta ciudad de 400.000 personas, hay kilómetros de senderos que serpentean en la fresca sombra de algunos de los árboles más altos del mundo. Hay grupos de secuoyas a lo largo de la bahía (Muir Woods es el más famoso), pero uno de los parques de secuoyas más grande que queda es, sin duda, el Redwood Regional Park, en las colinas de Oakland. Estos majestuosos árboles, nutridos por la niebla que fluye a través del Golden Gate, parecen contrastar con el paisaje circundante.

Muir Woods

Muir Woods © Visit Oakland

A unos minutos del área de aparcamiento te verás inmerso en un mundo oscuro y primario a lo largo de un camino espeso y mágico. Aunque muchos visitantes y corredores acuden a estos caminos se encuentra mucha paz entre las colinas y valles de esta región urbana salvaje. También cerca del parque Joaquín Miller Park hay secuoyas, y allí está también el Woodminster Theatre muy popular entre la gente de la zona, un lugar al aire libre en donde se puede disfrutar de los espectáculos producidos por la compañía de teatro de más larga tradición de Oakland.

Tarde deportiva

En el mundo del baloncesto todos hablan de los Golden State Warriors, uno de los mejores equipos de la NBA. De hecho, en 2016 ellos batieron el récord consiguiendo el mayor número de victorias en una temporada de la NBA, superando a los Chicago Bulls de Michael Jordan. No hay nada mejor que admirar las originalidades de su estrella y mejor jugador, Stephen Curry, para pasar una tarde en la ciudad.

Oracle Arena © Visit Oackland

Oracle Arena © Visit Oakland

De hecho, el Oracle Arena en Oakland es su hogar y ser testigo de un partido es una emoción garantizada. Los billetes para el baloncesto pueden ser caros, pero si eres amante de los deportes puedes conseguir billetes para el béisbol por 2 dólares y animar a Swingin’ A’s en el cercano O.co Coliseum. Tal vez no obtengan victorias de tan alto nivel como los Golden State Warriors (llamados Dubs), pero sigue siendo una experiencia muy divertida.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies