Tusdestinos.net / Turismo y viajes

En los reportajes anteriores sobre Jordania recorrí, por un lado, Amán y Jerash y, por otra parte, descubrí  a los lectores las reservas naturales de Ajlun y Mujib. En esta entrega os hablaré de Petra, el gran símbolo jordano por excelencia, y de Wadi Rum, su desierto más famoso.

Un recorrido por Petra

La historia de Petra es curiosa y se remonta, para el mundo occidental, al año 1812. El viajero, explorador y espía suizo Johann Burckhardt conocía la existencia de una ciudad sagrada que permanecía escondía para evitar que fuera profanada.

Y es que Petra está enclavada en el interior de una garganta imperceptible para el ojo humano desde el exterior.

Petra es el legado más importante que dejaron en Jordania los nabateos

Petra es el legado más importante que dejaron en Jordania los nabateos

Después de pasar tres años conviviendo con los locales, ganándose así su confianza, encontró a un guía al que consiguió convencer para que lo llevara a esta ciudad. Burckhardt no lo tuvo nada fácil porque nadie podía saber su secreto ya que peligraba su vida. Lo que Burckhardt desconocía en aquel momento es que, gracias a su valentía, dio a conocer a Occidente una de las nuevas siete maravillas del mundo.

El Siq es un cañón estrecho de unos 1.000 metros que acaba en la famosa fachada del Tesoro (Al-Khazneh)

El Siq es un cañón estrecho de unos 1.000 metros que acaba en la famosa fachada del Tesoro (Al-Khazneh)

Petra, fundada hacia el siglo VI a.C., es el legado más importante que dejaron en Jordania los nabateos, una antigua tribu que procedía inicialmente de la Península Arábiga y que se asentó en el sur de Jordania. La entrada a Petra se realiza a través del Siq, un cañón estrecho de unos 1.000 metros que acaba en la famosa fachada del Tesoro (Al-Khazneh).

Más de cinco millones de turistas recorrieron el Siq en 2013

Más de cinco millones de turistas visitaron Jordania en 2013

El Tesoro está excavado enteramente en la roca de color rosáceo que va cambiando de color según la luz que incide sobre ella. Las grandes columnas corintias de la fachada y su decorado están preservados del viento y la lluvia por la cornisa de roca de la parte superior.

Fachada del Tesoro, el monumento más famoso de Petra

Fachada del Tesoro, el monumento más famoso de Petra

Petra no es sólo el Tesoro, aunque éste sea su imagen más representativa. En esta ciudad hay unas quinientas tumbas que han sobrevivido a los terremotos y un gran teatro tallado en la roca remodelado tras la incorporación de la ciudad a Roma, además de obeliscos y altares.

Monasterio Ad-Deir

Monasterio Ad-Deir

Otra de las visitas ineludibles en Petra es el monasterio Ad-Deir, al que se accede tras subir unos 800 peldaños excavados en la roca.

Monasterio Ad-Deir

Monasterio Ad-Deir

Recorriendo la Pequeña Petra

La ciudad de Al-Beidha, conocida como la Pequeña Petra, es una réplica en miniatura de Petra. Se cree que fue una zona de descanso que crearon los nobles nabateos a tan sólo 4 kilómetros de la original.

Pequeña Petra

Pequeña Petra

Los primeros monumentos que se encuentran antes de entrar en el desfiladero (que imita en parte al Siq de Petra) son de estilo nabateo, aunque no están en buen estado de conservación ya que la composición de la piedra es diferente. Destacan los templos dedicados a sus deidades, las viviendas y los grandes aljibes para las reservas de agua.

Wadi Rum y los secretos del desierto jordano

Una de las maravillas naturales de Jordania es el desierto de Wadi Rum, cuya belleza es verdaderamente impresionante. De hecho para muchos es uno de los paisajes desérticos más sorprendentes del mundo.

Desierto de Wadi Rum

Desierto de Wadi Rum

Wadi Rum está salpicado de fascinantes montañas de arenisca cuya amalgama de colores rojizos y dorados se esparcen entre las dunas de arena. El famoso militar británico T.E Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, lo describió con tres palabras que resumen a la perfección qué es Wadi Rum “inmenso, irrepetible y divino”.

Excursión en 4x4 por Wadi Rum

Excursión en 4×4 por Wadi Rum

Wadi Rum es un paraíso para los amantes de la naturaleza. Se puede explorar en excursiones con vehículos 4×4 o caravanas de camellos. No obstante, la mejor manera de verlo y experimentar su grandeza es recorrerlo a pie y acampar en una jaima donde, de noche, podrá observar un espectacular cielo estrellado.

Jaimas en Wadi Rum, de noche

Jaimas en Wadi Rum, de noche

Los más atrevidos podrán disfrutar con sus montañas desafiantes (poco más de 900 metros de laderas de granito y arenisca) mientras que los turistas más tranquilos gozarán, sin duda, de sus vistas majestuosas, las paredes de roca y los inmensos espacios abiertos.

Más información en www.visitjordan.com.

Vídeo / resumen del viaje a Jordania

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR