Tusdestinos.net / Turismo y viajes


Croacia es desde el pasado mes de septiembre el primer país europeo, y el cuarto a nivel mundial detrás de China, Japón y Corea, en contar con la mayor lista de elementos culturales contemplados por la UNESCO para la salvaguardia del Patrimonio Inmaterial. En la cuarta reunión del comité, celebrada en Abu Dhabi, han sido inscritos la Fiesta de San Blas de Dubrovnik, la comparsa de carnaval de los campanilleros del territorio de Kastvo, los encajes de Lepoglava, Hvar y Pag; la procesión de Pentecostés en la isla de Hvar, el desfile anual de primavera de la Reina o Ljelja de Gorjan, el arte de hacer juguetes tradicionales de madera para niños del territorio de Hrvatsko Zagorje y los intervalos estrechos a dos voces de Istria y Hrvatsko Primorje.

Entre los criterios que se han contemplado figuran el de contribuir a dar a conocer el patrimonio cultural inmaterial y a que se tome conciencia de su importancia, contar con medidas de salvaguardia que permitan protegerlo y promoverlo y contar con la participación más amplia posible de la comunidad que lo practica. Por ello, éstas son las siete razones galardonadas que permiten descubrir la encrucijada de tradiciones culturales vivas, a través de los propios croatas:

La fiesta de San Blas, patrono de Dubrovnik. Tiene una antigüedad de más de mil años y congrega no solo a sus habitantes, sino a todos los que veneran la tradición y respetan el derecho de toda persona a la libertad y la paz. La víspera de la fiesta de San Blas, por la tarde, se echan al vuelo todas las campanas de las iglesias del recinto de la ciudad de Dubrovnik y se sueltan bandadas de palomas blancas, símbolo de la paz. El 3 de febrero, fecha oficial de la fiesta del patrón de la ciudad, los portaestandartes de las parroquias, engalanados con vestidos folclóricos, se dirigen a la plaza central para participar en la procesión.

Marcha de los campanilleros de la región de Kastav en el carnaval anual.
En el carnaval de enero, grupos de zvončari (campanilleros) recorren los pueblos diseminados por la región de Kastav, situada al noroeste de Croacia. Vestidos con pieles de cordero y sombreros característicos adornados con ramitos verdes, las comparsas se pavonean con sus campanillas a la cintura en grupos de dos a treinta, siguiendo los pasos de un guía portador de un arbolito de hoja perenne. Cuando llegan a un pueblo, se agrupan en círculos concéntricos, tocando sus campanillas hasta que los vecinos les dan comida y albergue antes de seguir su periplo. Esta tradición contribuye al estrechamiento de los vínculos de las comunidades y a la renovación de los lazos amistosos entre los pueblos de la región.

La fabricación de encajes en Croacia. Todavía hoy perduran en Croacia al menos tres técnicas diferentes de fabricación de encajes:

Los encajes de aguja de Pag, cuya técnica, consistente en bordar motivos geométricos sobre un patrón en forma de tela de araña, es transmitida hoy por las mujeres de más edad, que organizan cursos de aprendizaje de un año.

Los encajes de bolillos de Lepoglava, a base de trenzar hilos enrollados en husos, se destinan a la confección de cintas para atuendos folclóricos y se venden en las fiestas de los pueblos. En esta ciudad se celebra todos los años en septiembre un Festival Internacional del encaje para exaltar este arte tradicional.

La técnica del encaje con hilo de áloe sólo la utilizan en Croacia las monjas benedictinas de la ciudad de Hvar. Los finos hilos blancos extraídos de la médula de esta planta se tejen en red o utilizando un patrón en cartón. Se han convertido en símbolo de la isla. Con la inscripción en la lista de la UNESCO se ha aprobado el proyecto de un Ecomuseo del Encaje y del Arte de hacer Encajes en Lepoglava, que contará con exhibiciones permanentes, una galería para exhibiciones temporales, el museo del encaje para niños, un taller para restaurar encajes y textiles y otros contenidos.

La procesión Za Krizen (Vía Crucis) en la isla de Hvar.
El primer escrito sobre esta procesión data del 16 de febrero de 1658. Después de la misa del Jueves Santo cada una de las siete parroquias de la isla dálmata de Hvar, situada al sur de Croacia, designan a un grupo de vecinos para que vaya en procesión a los pueblos restantes y regresen a su punto de partida, efectuando un recorrido de 27 km en ocho horas. En cabeza, un portador de la cruz, descalzo, y dos cantantes principales entonando El Llanto de Nuestra Señora.

El desfile de primavera de las Ljelje/Kraljice (reinas) de Gorjane. El desfile anual se celebra en el día de Pentecostés en la ciudad de Gorjane, cerca de Dakovo. En él participan las jóvenes de este pueblo de la región de Eslavonia, al nordeste de Croacia, vestidas con coloridos trajes típicos, con altos sombreros ricamente adornados y espadas en mano. Interpretan sus cantos y bailes ante cada familia. Aunque no se sepa a ciencia cierta cuál es el significado y el origen de este ritual, lo que sí es cierto es que el pueblo lo sigue considerando un símbolo propio y una ocasión para mostrar la belleza y elegancia de sus hijas.

La fabricación tradicional de juguetes infantiles de madera en Hrvatsko Zagorje. Los habitantes de los pueblos que jalonan la ruta de peregrinación al santuario de Nuestra Señora de las Nieves de Marija Bistrica, en la región de Hrvatsko Zagorje, al norte de Croacia, han elaborado una técnica de fabricación tradicional de juguetes infantiles de madera que se ha transmitido de generación en generación. Los silbatos, carros, muebles en miniatura, bailarines giratorios y caballos realizados hoy son prácticamente iguales a los que se fabricaban hace más un siglo. Los hombres de la familia recogen en la región madera de sauce, tilo, haya y arce, y la secan, cortan y tallan utilizando herramientas tradicionales. Luego, las mujeres aplican una pintura ecológica para dibujar motivos florales o geométricos dando rienda suelta a su imaginación. Se pueden encontrar en fiestas parroquiales y mercados.

Canto y música a dos voces en escala istriana. En la península de Istria se siguen manteniendo vivas diversas formas de canto y música a dos voces en escala istriana. Este estilo musical se caracteriza por la potencia y la leve nasalidad de la voz. La tradición de los Intervalos Agudos de Istria y Hrvatsko Primorje permanentemente ha estado en la mira de los investigadores croatas durante todo el siglo XX. Desde los años 80 algunos investigadores introdujeron el término de ‘los intervalos agudos’, porque describe mejor la complejidad de tonos y su relación con esa tradición. Se puede disfrutar en bodas y fiestas populares.

Croacia presentó un total 16 elementos culturales, pero esta vez se quedaron en espera el bećarac, canciones folklóricas con mucho humor, tradicionalmente instrumental; el oficio de hacer reklji (bordados en lanad) de Gradište; el nijemo kolo del Dinara (baile en ronda sin cánticos); el prelo (festividad) de Lika; las costumbres tradicionales del día de San Jorge de Turopolje; la apicultura en el norte de Croacia; el desfile de Carnaval de Međimurje; la preparación de la comida tradicional Soparnik y el tiro al anillo Alka de Sinj. Una herramienta fundamental para recabar información antes de viajar al país es hacerse fan de la página en Facebook Croacia, el Mediterráneo tal como Era.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies