A muchos viajeros les gusta contemplar vistas de los destinos que visitan y en la comarca catalana del Baix Camp se puede seguir una ruta por diferentes miradores. En este sentido, los paisajes de las Montañas de la Costa Daurada son muy diversos por su variada orografía que proporciona unas panorámicas espectaculares. Estos miradores están situados en los municipios de l’Albiol, Almoster, Arbolí, Colldejou, Miami Playa, Prades, Riudecols, Riudoms, Vandellòs y Les Borges del Camp y se puede acceder fácilmente en coche ya que están especialmente pensados para que la gente llegue con su vehículo. Asimismo cada uno de ellos tiene una zona de descanso y de mobiliario de interpretación del paisaje.

A través de la ruta de los Miradores de la Costa Daurada se conocen las características geológicas, geográficas y naturales del Baix Camp y explican, en cierto modo, la cultura rural de los pueblos, la relación del hombre con su entorno natural y cómo esta vinculación ha conformado, en buena parte, la manera de ser de su población.

Miradores de las Montañas de Prades

Castillo de l’Albiol

El castillo de l’Albiol tiene su origen en el segundo cuarto del siglo VIII cuando este territorio estaba en manos del Al-Ándalus. Por su ubicación estratégica tuvo cierta importancia en varios conflictos armados como la Guerra de Sucesión, la de la Independencia (también llamada del Francès), y la Guerra Civil Española. En el castillo, que estaba rodeado por una muralla irregular, se conserva una gran torre de planta rectangular parcialmente en ruinas situada en la parte más alta del conjunto, restos de dos edificios anexos, una cisterna, y algunos restos de la muralla.

Arbolí © Consell Comarcal del Baix Camp

Arbolí © Consell Comarcal del Baix Camp

Arbolí

El pueblo, situado a más de 700 metros de altitud, está rodeado por una gran extensión de pinos y encinas. Por su particular orografía, Arbolí es una de las zonas más recomendables para practicar barranquismo. Los lugares más interesantes y característicos de la zona son el campamento de los Castillejos, actualmente en desuso, el núcleo despoblado de La Musara y el Centro de Interpretación de las Montañas de Prades, un espacio para conocer los pueblos, la flora y la fauna y la geología del lugar.

Ermita de l'Abellera © Rafael López-Monné

Ermita de l’Abellera © Rafael López-Monné

Prades

Esta localidad está ubicada en una meseta de unos 950 metros sobre el nivel del mar en el centro de las Montañas de Prades. La especial orografía del altiplano y su altura le confieren un clima continental de alta montaña, bastante alejado del mediterráneo de la costa. Esta zona cuenta con varios atractivos como el municipio de Prades, llamado la Villa Roja por el color rojo de las piedras de la muralla, la iglesia y algunas casas; la ermita de la Abellera, del siglo XVI e incrustada en un risco; la roca foradada, una pared agujereada por la erosión desde la que se tiene una buena vista del pueblo de Capafonts; el Tossal de la Baltasana, la montaña más alta del Baix Camp y de la Conca de Barberà; y el Centro de Interpretación de las Montañas de Prades, que permite descubrir este territorio con audiovisuales y módulos explicativos.

Miradores de la Tierra de los Dips

Colldejou

Colldejou, situado en la zona montañosa del Baix Camp, es un punto de referencia del excursionismo. Los lugares más interesantes son el propio pueblo y La Mola de Collejou una cima emblemática de las comarcas de Tarragona. Cerca de Colldejou, en Mont-roig del Camp, se encuentran las ermitas de la Virgen de la Roca y la de Sant Ramon de Penyafort, en la montaña roja de la Roca. En Pratdip, pueblo de la zona, está el Centro de Interpretación de la Sierra de Llaberia, con varios espacios temáticos, y la ermita de Santa Marina, donde brota una gran fuente en su parte inferior. La Sierra de Llaberria es una zona montañosa de gran belleza con lugares espectaculares y de difícil acceso.

Mola de Colldejou © Anton Briansó

Mola de Colldejou © Anton Briansó

Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant

Vandellòs y l’Hospitalet de l’Infant es un municipio lleno de contrastes con un litoral de playas de arena blanca y, a pocos minutos, las montañas. Los puntos más interesante de la zona son el pueblo deshabitado de la Masia de Castelló, que en Navidad vuelve a la vida con la representación del Pessebre dels estels; el Centro de Visitantes del Hospital del Coll de Balaguer, ubicado en una institución fundada por el infante Pere de Aragón y de Anjou en el siglo XIV; el Molino de Vandellós (Centro de interpretación del aceite); la ermita de Sant Roc, un edificio contemporáneo con unas hermosas vistas sobre la costa de Tarragona y las Tierras del Ebro; y el mirador de la colina del Castillo, ubicado en una colina a la que se accede por una escaleras talladas en la roca.

Miradores de los paisajes de la avellana

Alforja

El pueblo, situado en el valle de Alforja, fue centro de una antigua baronía. Algunos de los lugares de recomendada visita son la iglesia parroquial de Sant Miquel, del siglo XVII; la ermita de Sant Antoni, un lugar muy frecuentado por excursionistas; y las cruces que señalan el camino para subir al Santuario de la Virgen de Puigcerver, un antiguo centro de culto y peregrinaje entre la Costa Daurada, el Priorat y el Montsant.

Almoster

Almoster, ubicada en las estribaciones de las montañas de Prades, es una localidad que ya fue habitada en el Neolítico por los restos encontrados en las masías y en el barranco de Picarany. También fue un asentamiento romano por las ánforas de esta civilización sepultadas en el Pontarró. En Almoster es recomendable visitar la iglesia parroquial de Sant Miquel, con un plafón barroco dedicado a Sant Isidre, y las casas señoriales de Cal Víctor y Cal Llompart.

Les Borges del Camp

Les Borges del Camp es una villa ubicada a los pies de los últimos contrafuertes de la sierra de la Musara y las montañas de Prades. En el municipio destacan la iglesia parroquial de la Asunción, de finales del siglo XVIII, y la ermita de la Virgen de la Riera, que guarda una talla del siglo XIII.

Ermita de la Virgen de la Riera © Anton Briansó

Ermita de la Virgen de la Riera © Anton Briansó

Riudecols

El pueblo de Riudecols, situado en un terreno muy montañoso, tiene una iglesia muy interesante de finales del XIX y dos agregados: Les Irles, que ofrece un conjunto notable de conservación como núcleo urbano, y Las Voltes, que cuenta con diversas casas del siglo XVIII con fachadas de piedra.

Mirador de Mont-roig y Miami Playa

Miami Playa tiene nueve calas serpenteantes y unas playas extensas. Merece la pena descubrir algunos lugares interesantes como los búnkers de la Guerra Civil Española, uno en la playa de la Pitxerota y el otro en la playa de la Casa dels Lladres. También En Miami Playa hay caminos históricos como algunos tramos de la Vía Augusta romana que enlazaba Cádiz con Narbona, y una parte de la cañada real que une Valencia con Barcelona y que antiguamente era un camino trashumante. Por último, dominando la cala dels Penyals se encuentra el torreón de Miami Playa, una torre circular con almenas de gran valor paisajístico que es, a su vez, un sitio ideal para hacer una pausa en cualquier paseo.

Cala Califòrnia © Ajuntament de Mont-roig del Camp

Cala Califòrnia © Ajuntament de Mont-roig del Camp

Más información en: www.muntanyescostadaurada.cat

Dejar un comentario

13 − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies