Las Montañas de la Costa Daurada, en la comarca del Baix Camp, son perfectas para la práctica de deportes al aire libre y un destino idóneo para realizar rutas tanto a pie como en bici. Y es que las localidades del interior de la provincia de Tarragona cuentan con un territorio con mucho que ver, repleto de parajes boscosos y agrícolas bastante variados pero con un denominador común: su encanto rural y mediterráneo.

A lo largo de este artículo vamos a desgranar algunos de los recorridos que se pueden realizar en la Montañas de la Costa Daurada tanto sobre dos ruedas como haciendo trekking.

Ruta 1: Recorrido cicloturístico del aceite

Este itinerario circular recorre siete poblaciones productoras de aceite: Reus, Riudoms, Montbrió del Camp, Vilanova dEscornalbou, Mont-roig del Camp, Cambrils y Vinyols i els Arcs. El aceite es uno de los productos agrícolas por excelencia de la comarca del Baix Camp. Se elabora principalmente con oliva arbequina que le da suavidad y elegancia (y un punto picante) que hacen del aceite de las Montañas de Costa Daurada un auténtico tesoro gastronómico valorado en todo el mundo. El recorrido muestra cómo y dónde se cultivan los olivos de los que sale el llamado oro verde.

Recorrido cicloturístico del aceite

Recorrido cicloturístico del aceite

Esta ruta en bici permite disfrutar del paisaje agrícola de este entorno jalonado por huertas y campos de avellaneros y algarrobos, muy típicos también del Baix Camp. Durante este recorrido sobre dos ruedas por la comarca se tiene la opción de visitar cooperativas, molinos, museos y centros de interpretación. Asimismo y desviándose pocos metros hay otros puntos de interés como el patrimonio modernista de Reus, el casco antiguo de Vinyols o las casas señoriales de Vilanova dEscornalbou, entre otros muchos.

Ruta 2: Montañeros con vistas al mar

El pueblo de L’Albiol, ubicado bajo el castillo encaramado, se sitúa en una balconada elevada con vistas a la Costa Daurada. En días claros se puede ver desde Montserrat hasta los Ports de Tortosa-Beceite. La leyenda cuenta que, desde aquí, el rey Jaume I vio Mallorca y tomó la decisión de ir a conquistar esta isla ocupada por los sarracenos saliendo del puerto de Salou.

Mola de Quatre Termes, en las Montañas de Prades

Mola de Quatre Termes, en las Montañas de Prades

En el pequeño núcleo de l’Albiol vivía una parte de la población, sobre todo en los diferentes caseríos diseminados por el término. Durante esta excursión se ven algunos como el Mas de Nebot, anterior al s. XV, o el Mas de lEsporgat. También es muy interesante conocer el pozo de hielo de la Font Major, del siglo XVII.

Ruta 3: Las montañas del Guerrillero Carrasclet

Una ruta en bicicleta o a pie por el Baix Camp muy interesante es la que nos lleva por las imponentes sierras que tan bien conocía el guerrillero Carrasclet. El recorrido parte del pueblo de Pratdip, pasando por un monumento en recuerdo de los muertos de la Guerra Civil española, y se dirige al camino de Solans que lleva a un mirador privilegiado que permite disfrutar de las vistas sobre el pueblo de Pratdip y las montañas de los alrededores.

Vista nocturna de Pratdip

Vista nocturna de Pratdip

A partir de aquí en la ruta dejamos a un lado la barraca de piedra seca del Nolla y el imponente barranco de la Dòvia hasta acceder al Portell del Carreter, que nos guiará a lo alto de la sierra. La siguiente etapa es la que lleva por el Collet dels Collivassos, desde donde vale la pena acercarse hasta la Miranda, cima de la sierra de Llaberia. Bajaremos en dirección a Colldejou por el camino empedrado de Revolts.

Ruta 4: Caminos empapados de historia

Esta caminata lleva por dos de los pueblos de la antigua Baronía, LArgentera y Duesaigües y, también, al castillo-monasterio de Sant Miquel d’Escornalbou. Quizás el tramo más interesante es la subida al castillo desde LArgentera, el mismo que hacían los monjes por un camino perfectamente empedrado y sombreado, y con algunos rincones para el descanso del caminante.

Ruta 5: Cuatro paisajes y un camino (6 días)

Una de las rutas más largas y exigentes que se puede realizar tanto a pie o en bicicleta por el Baix Camp es la que nos lleva a descubrir los cuatro paisajes de la comarca. Estos son los siguientes: la montaña mediterránea de la sierra de Llaberia, con la curiosa leyenda de los Dips; los caminos de la Baronía de Escornalbou, coronados por el castillo; las llanuras de avellanos, olivos y almendros entre pequeños cerros boscosos; y la naturaleza en las Montañas de Prades, con una cima de más de 1.000 m de altura.

Mola de Colldejou y, al fondo, la serra de Llaberia

Ruta 6: Del río Brugent a la cumbre de las montañas de Prades

Esta excursión es perfecta para descubrir el río Brugent que constituye, junto con el Siurana y el Glorieta, una de las arterias fluviales de las Montañas de Prades. La ruta nos lleva a remontarlo hasta su cabecera. Aquí se ubica el pueblo de Capafonts, rodeado por imponentes sierras. Desde aquí se divisa el Tossal de la Baltasana, cumbre de las Montañas de Prades y donde se localiza la única comunidad de roble melojo de Cataluña.

Río Brugent

Río Brugent

Ruta 7: Por el sur de la baronía

Esta excursión tanto se puede hacer caminando como en bicicleta de montaña (BTT). Permite descubrir los territorios del sur de la Baronía (de Riudecanyes hasta el castillo-monasterio), y regresar por Vilanova d’Escornalbou y l’Arbocet. Este itinerario está repleto de contrastes empezando por la cima de Escornalbou hasta los pueblos agrícolas que están a sus pies.

Castell de Escornalbou

Castillo de Escornalbou

Ruta 8: Vuelta de Riudecols-Botarell

Esta ruta es bastante sencilla y puede ser un complemento perfecto a una a visita a Riudecols, Alforja y Puigcerver además de alargarse hasta la población de Botarell. Y es que desde Riudecols nos dirigiremos a Botarell, pasando por el portillo del Mas d’en Casas y regresaremos de nuevo a Riudecols.

Ruta 9: Escápate durante dos días a la tierra de los Dips

Esta ruta por la sierra de Llaberia la vamos a desglosar en dos jornadas. La primera cruzaremos las montañas del guerrillero Carrasclet y nos empaparemos de la leyenda de los Dips, unos seres vampíricos que atemorizaban a los habitantes de esa zona y que el gran Joan Perucho recogió en Les Històries Naturals. El segundo día lo dedicaremos a disfrutar de los caminos milenarios que unen las poblaciones de Colldejou y Pratdip.

Crestas de la Seda, en la Serra de Llaberia

Crestas de la Seda, en la Serra de Llaberia

Ruta 10: El escondite de los carlistas

El Baix Camp también fue refugio de los guerrilleros carlistas y hay alguna ruta, repleta de riscos imponentes y valles de gran belleza, que recuerda los rincones donde se escondieron muchos combatientes durante estos conflictos bélicos. Una de ellas es la que conecta Vilaplana, que yace al pie de las Montañas de Prades, con la aldea deshabitada de la Mussara.

Camino empedrado de Vilaplana a la Mussara © Rafael López-Monné

Camino empedrado de Vilaplana a la Mussara

Ruta 11: El Puig d’en Cama, atalaya del campo

Este itinerario puede hacerse tanto a pie como en bicicleta pero hay algunos tramos alternativos que no admite los vehículos de dos ruedas (si vais en BTT hay alguna que otra alternativa). La ruta parte del pueblo de Almoster por un antigua cañada que nos lleva hasta el Puig d’en Cama, que nos regala unas vistas esplendorosas. Visitaremos la ermita de Sant Pere del Puig, del siglo XII, y bajaremos por el antiguo camino de Sant Pere en la Selva hacia la Selva del Camp.

Ruta 12: De Vilanova a las ermitas

Esta breve excursión por el Baix Camp nos lleva desde el pueblo de Vilanova d’Escornalbou hasta las ermitas de la Mare de Déu de la Roca y de Sant Ramon de Mont-roig del Camp, encaramadas en lo alto de la roca roja. Joan Miró inmortalizó este paisaje en varios cuadros mientras veraneaba en Mont-roig.

Ermita de la Mare de Déu de la Roca. Foto cedida por el Ayuntamiento de Mont-roig del Camp

Ermita de la Mare de Déu de la Roca. Foto cedida por el Ayuntamiento de Mont-roig del Camp

Ruta 13: Del río Brugent a la cumbre de las montañas de Prades

El río Brugent, una de las arterias fluviales de las Montañas de Prades, movía con fuerza los engranajes de unos 30 molinos hidráulicos. Esta excursión que nos lleva por el Brugent para disfrutar de sus aguas y sus paisajes nos traslada hasta su nacimiento donde está la localidad de Capafonts, rodeada de las Montañas de Prades.

Ruta 14: Los caminos del barón de Escornalbou (dos días)

Esta ruta de dos días por la comarca del Baix Camp nos lleva por un lado por las localidades de Duesaigües, Argentera y el castillo-monasterio de Escornalbou. La segunda jornada comienza en Vilanova d’Escornalbou y finaliza en la ermita de Mare de Déu de la Roca.

Ruta 15: La Mola de Colldejou

La última excursión que proponemos es de carácter circular y nos lleva hasta la Mola de Colldejou, que custodia el pueblo situado a sus pies.

Mola de Colldejou © Rafael López-Monné

Mola de Colldejou © Rafael López-Monné

Desde la cima de esta localidad hay una vista del territorio donde destacan prados exuberantes por donde pastan los rebaños, y los restos de una torre de defensa, el castillo de la Mola, que data de la época de las guerras carlistas (s. XIX).

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies