El hermoso valle del río Genal, ubicado en el suroeste de la provincia de Málaga, es un paraje escondido en las entrañas de Andalucía. Ubicado entre la Serranía de Ronda y la Sierra de las Nieves, este paraje de unos 485 kilómetros cuadrados es uno de los pocos sitios casi intactos que quedan en la provincia, al que se llega tras muchas curvas serpenteantes por carreteras comarcales, obsequiando al visitante con las aguas cristalinas del río Genal y grandes bosques centenarios.

Río Genal

Río Genal

En este valle de color esmeralda de microclima especial y abundancia de lluvias hay 15 pueblos blancos la mayoría de origen árabe. Es un lugar extraordinario para todos aquellos que quieran hacer senderismo o simplemente les apetezca descubrir este emplazamiento, sus localidades y su excelente gastronomía local.

Descubriendo el Valle del Genal

Aunque el Valle del Genal se encuentra abierto a visitas todo el año, en primavera y, sobre todo en otoño, es cuando recibe más halagos. Los colores marrones, amarillos y ocres de esta estación tiñen sus bosques con un espectacular baño cromántico creando así preciosas estampas que invitan a caminar y a perderse por sus sendas. Entre las sierras y los tupidos espacios naturales aparecen pequeñas manchas blancas (una de color azul y luego sabréis el porqué) que salpican este entorno y que no son más que los 15 pueblos de este privilegiado valle.

Bosque del cobre

Bosque del cobre

Uno de los lugares del Valle del Genal que recibe más visitas es el Bosque de Cobre, un castañar donde, sobre todo en otoño, se dan cita una sucesión de tonos rojos, ocres y cobrizos. Y es que en el Valle del Genal es un destino ideal para disfrutar del turismo rural, caminar por sus sendas y degustar la contundente y, a su vez sabrosa, gastronomía serrana. Y todo esto a muy pocas horas de la costa malagueña por lo que no tienes que renunciar a la playa si vienes en verano.

Nacimiento del río Genal

Nacimiento del río Genal

En el Valle del Genal una sucesión de riachuelos y ríos como el Guadalteba, el Guadiaro, y el Genal cruzan este territorio. El sonido de estas corrientes de agua mezclado con la sinfonía tonal de castaños y alcornoques crean una bonita experiencia para el viajero amante del senderismo.

Un paseo por los pueblos del Valle del Genal

En el Valle del Genal hay 15 pueblos donde viven unas 70.000 personas que se pueden dividir en dos grupos según el territorio al que petenecen: los del Alto Genal y los del Bajo Genal. En el Alto Genal destacan los núcleos de Alpandeire, Cartajima, Faraján, Igualeja, Júzcar, Parauta y Pujerra. Por su parte, en el Bajo Genal, las localidaes son Algatocín, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benarrabá, Gaucín, Genalguacil y Jubrique. Una ruta por los pueblos del Valle del Genal se podría considerar obligatoria en cualquier viaje a la provincia de Málaga.

Pueblos del Alto Genal

Alpandeire

Este pueblo pequeño de origen árabe, ubicado al pie de la sierra de Jarastepar, destaca por sus casas blancas. Cuenta con lugares emblemáticos como la iglesia de San Antonio de Padua, del siglo XVI, conocida también como la “Catedral de la Serranía de Ronda” por su gran tamaño, el antiguo pósito del siglo XVIII, hoy reconvertido en centro cultural, y los dólmenes de las Encinas Borrachas. Alpandeire también es conocido por ser la cuna de Fray Leopoldo, un monje capuchino declarado beato por la Iglesia Católica, y que ha marcado la historia del valle del Genal.

Cartajima

Cartajima es uno de los lugares más bonitos de la provincia de Málaga para ver el atardecer porque los colores del cielo se mezclan con los amarillos, verdes y ocres de la vegetación del valle del Genal. En este pueblo se mezclan las huellas del pasado árabe con sus calles sinuosas y sus casas bajas encaladas y con la arquitectura castellana posterior del siglo XVIII.

Faraján

Faraján, que se extiende entre castaños, riachuelos y calles de herencia árabe, es un lugar único para conocer la historia del Valle del Genal. En Faraján hay restos arqueológicos de la Prehistoria como el Dolmen del Romeral y las antiguas alquerías de Balastar, Chicar y Majada del Juez de la época del Al-Andalus. Faraján forma parte de la Ruta de Fray Leopoldo, junto a Cartajima, Pujerra, Igualeja, Júzcar y Alpandaire. Este monje capuchino es uno de los más venerados en toda Andalucía.

Igualeja

Igualeja sorprende al visitante por su laberíntico trazado que se aferra a una ladera. En sus callejuelas, entre casas blancas, sobresale la iglesia de Santa Rosa, del siglo XVI. Es el lugar perfecto para degustar platos típicos como las gachas, las migas o el gazpacho.

Júzcar

Júzcar se hizo famoso hace unos años cuando, pintado de azul, fue elegido el pueblo de los Pitufos para una campaña de marketing. Como curiosidad, sus casas continúan de ese color pero no se puede hacer referencia a los personajes del dibujante belga Peyo por cuestiones legales.

Júzcar, el pueblo de los pitufos

Júzcar, el pueblo de los pitufos

Parauta

De origen morisco, Parauta es un destino único para evadirse de todo y conectar con uno mismo y con la esplendorosa naturaleza que lo rodea. En este sentido Parauta cuenta con dos munumentos naturales de valor ecológico: el Pinsapo de la Escalereta y la Encina Valdecilla, una de las más antiguas del mundo.

Pujerra

Otro pueblo emblemático del Alto Genal es Pujerra que destaca por sus calles empinadas, por sus vistas de la serranía y por albergar la iglesia del Espíritu Santo. Uno de los emplazamientos más emblemáticos es el Museo de la Castaña, el fruto más importante de este valle.

La castaña es el fruto más importante del Valle del Genal

La castaña es el fruto más importante del Valle del Genal

Pueblos del Bajo Genal

Algatocín

Ubicado en la sierra que separa los ríos Genal y Guadiaro, Algatocín puede presumir de una encantadora herencia morisca y de la riqueza ecológica de la Serranía de Ronda. Sus calles empinadas, estrechas y sinuosas esconden edificios del siglo XVIII con escudos heráldicos. Merece la pena visitar la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVI, con una bóveda de cerámica en su campanario, y la ermita del Calvario, donde hay un mirador desde el que se divisa una bonita panorámica del Valle del Genal.

Atajate

Atajate es una pequeña localidad, también de origen árabe, muy atractiva para los visitantes por su Museo Abierto del Mosto, un lugar perfecto para conocer todos los secretos de esta bebida. Además, cuenta con destacadas muestras arquitectónicas como la iglesia de San José, del siglo XVIII, la fuente del Lavadero y la fuente del Barrio Alto.

Benadalid

Benadalid es un pueblo con un nombre muy curioso que deriva de una tribu bereber, los Beni Al Ladi. En un paseo por esta localidad del Valle del Genal no te puedes perder su castillo, en cuyo interior hay un cementerio, las Cruces, la iglesia de San Isidoro, el antiguo lavadero y el mirador de los Castañares.

Benalauría

Benalauría es un pueblo ideal para recorrer a pie. Tras dar un paseo por sus calles del centro y del barrio del Fresnillo es recomendable visitar el Museo Etnográfico situado en una antigua almazara del siglo XVIII. Tanto en Benalauría como en Benadalid tiene lugar una fiesta de Moros y Cristianos.

Benarrabá

Benarrabá es otra población del Valle del Genal que merece la pena descubrir caminando para disfrutar así de sus calles engalanadas con flores. Lo que más llama la atención de Benarrabá son sus fuentes cantarinas que reciben nombres tan curiosos como del Lobo, Mala, El Chorruelo, Fresca y del Mañero.

Gaucín

Las bellas vistas que atesora Gaucín, otro pueblo del Valle del Genal, le ha valido el sobrenombre de Balcón de la Serranía. Y es que desde este pueblo blanco puedes contemplar la sierra Crestellina, el Valle del Genal y el Mediterráneo. Aunque si por algo es conocido Gaucín es por su Castillo del Águila, uno de los puntos de defensa estratégicos a lo largo de los siglos, desde la época romana hasta la invasión francesa o las Guerras Carlistas.

Guenalguacil

Guenalguacil

Genalguacil

Genalguacil, formado por unas casas blancas arracimadas, es otro de los bellos núcleos que salpican el Valle del Genal. Un itinerario por Genalguacil comienza en la calle de las Lomillas, continúa hasta la iglesia de San Pedro de Verona y acaba en el Museo de Arte Contemporáneo. No hay que perderse las vistas de la serranía desde los miradores de La Lomilla y de Cretellina.

Jubrique

Jubrique es un municipio con una larga tradición en la producción de vinos y aguardientes como bien por se puede ver en el Museo de Artes Populares y del Aguardiente. Sus calles estrechas con casas encaladas, herencia de su pasado árabe, convirtien el paseo por Jubrique en una sorpresa a cada esquina.

Senderismo por el Valle del Genal

Existen muchas rutas senderistas que recorren el Valle del Genal. Algunas de ellas atraviesan los castaños del Bosque de Cobre conectando bonitas localidades. Una de las más recomendables para ir con niños es la ruta del río Genal, de solo cuatro kilómetros, que ofrece unos bellos paisajes mientras se sigue el curso del río. Si se hace en verano se puede hacer una pausa para darse un chapuzón en sus pozas de aguas cristalinas para después tomar fuerzas en algún restaurante de Algatocín y Jubrique, pueblos por los que discurre. 

Mirador del Genal

Mirador del Genal

Por el Valle del Genal también pasa la Gran Senda de Málaga, que conecta las poblaciones de Jimera de Líbar – Benalauría, Genalguacil y Casares; la Gran Senda de la Serranía de Ronda que atraviesa el Bosque de Cobre y las localidades de Benarrabá, Benalauría, Alpandeire y Ronda; y el sendero de la Sierra de las Nieves que enlaza las localidades de El Burgo, Yunquera y Tolox.

Otras rutas interesantes son un itinerario circular de 15 kilómetros entre Pujerra e Igualeja y la ruta de las Chorreras de Balastar, en Faraján, que lleva a dos cascadas increíbles de 20 metros. También merece la pena mencionar la ruta de las Pasarelas del Genal, entre Jubrique y Genalguacil, que forma parte de La Gran Senda de Málaga y comparte recorrido con la Gran Senda de la Serranía de Ronda. Por último no hay que perderse la ruta circular por el Castañar de Pujerra, el camino entre Benadalid y Benalauria, o el sendero de Bentomí, en Pujerra.

Más información en www.visitacostadelsol.com

Consejos para viajar seguros y prevenidos

Es muy importante contratar un buen seguro de viajes siempre que te vayas de vacaciones y en Chapka, que es el que usamos, tienes un 7% de descuento si lo contratas a través nuestro.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies