Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Este año he hecho algunos viajes en coche y la verdad es que me están empezando a gustar. Obviamente, mi privilegio de eterna copiloto hace que disfrute más del paisaje y que pueda contemplar algunos aspectos que, desde el asiento del conductor, es imposible. Esta vez nuestro destino estaba a unas cuatro horas de Barcelona, el departamento francés del Tarn, en la región de Midi Pyrénées. Desde la Ciudad Condal desplazarse al Tarn es un verdadero paseo ya que la autopista te lleva directamente a Albi, capital de este departamento y, desde 2010, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

La ciudad de Albi es impresionante. Una de las más bellas estampas que he visto recientemente la componen la silueta de la resplandeciente catedral de Sainte-Cécile, el Palacio de la Berbie y los dos puentes que atraviesan el río Tarn, que baña esta localidad.

Y todo ello lo pude contemplar desde la habitación de mi hotel. Sin duda el monumento más visitado de Albi es su catedral, hecha de ladrillo, y que fue decorada durante el siglo XVI por artistas procedentes de Amboise.

Puentes sobre el río Tarn, en Albi

Puentes sobre el río Tarn, en Albi

Albi esconde rincones y lugares muy bellos que merecen la pena visitar, como por ejemplo, museos. Son dos ejemplos el Museo Lapérouse, que conmemora las hazañas del famoso navegante francés Jean-François Galaup de Lapérouse o el Museo de Toulouse-Lautrec, que se encuentra en el Palacio de la Berbie, y en el que se muestra la obra de este artista, uno de los mejores pintores franceses de todos los tiempos.

Museo Toulouse-Lautrec, en Albi

Museo Toulouse-Lautrec, en Albi

Pero Albi no es sólo museos, iglesias o palacios. La capital del departamento del Tarn cuenta con un bello casco histórico que conserva muchísimos edificios del siglo XVI, aunque la casa más antigua de la ciudad data del siglo XII. Además, como esta zona es eminentemente peatonal, es muy recomendable recorrerla a pie.

La cruzada contra los cátaros del siglo XIII marcó el estilo arquitectónico en muchos edificios de Albi. El Palacio de la Berbie, que data del siglo XIIII, se construyó para protegerse de los ataques del ejército que lanzó el papa Inocencio III para exterminar a los cátaros, llamados también albigenses porque muchos de ellos se concentraban en esta ciudad (aunque se dice que tan sólo el 10% los habitantes de Albi eran cátaros).

Izquierda, Palacio de la Berbie. Derecha, catedral de Albi

Izquierda, Palacio de la Berbie. Derecha, catedral de Albi

Una de las influencias del catarismo en la arquitectura fue el uso del ladrillo en sus construcciones (de hecho lo usaban para diferenciarse de los edificios que ordenaba levantar el rey de Francia).

Gaillac,  sus vinos y bodegas

La fama del vino de Gaillac ha traspasado sin duda las fronteras de Francia. Los alrededores de esta localidad del Tarn francés están llenos de viñedos donde se producen vinos realmente excepcionales.

Viñedos de Gaillac

Viñedos de Gaillac

La tradición vinícola de Gaillac es ancestral, de hecho hay indicios de que se cultivaba la vid ya en el siglo II a. C. En este sentido, es muy recomendable visitar algún château de la zona donde no sólo los dueños les pueden enseñar el proceso de elaboración del vino sino que, además, podrán catar algunos de sus más prestigiosos caldos.

El paisaje otoñal de la región del Tarn es muy bello

El paisaje otoñal de la región del Tarn es muy bello

Uno de los más recomendables es el Château de Saurs, cuyo dueño está adecuando para recibir grupos de turistas en un corto espacio de tiempo. Un pequeño consejo si visitan este lugar. Pidan a los responsables que les enseñen los jardines y la casa del propietario ya que son, realmente, espectaculares.

Jardines del Château de Saurs

Jardines del Château de Saurs

Si tiene la gran suerte de visitar esta zona durante el mes de noviembre no se pierdan visitar la Fiesta del Vino Joven que tiene lugar en la localidad de Gaillac, donde podrá compartir con los habitantes de esta zona una gran noche amenizada con música y baile, además de degustar especialidades gastronómicas como los embutidos de Lacaune maridados, cómo no, con los exquisitos vinos de la comarca.

Bodega del Château de Saurs

Bodega del Château de Saurs

En la zona de Gaillac hay un gran número de establecimientos para poder alojarse, pero si hay alguno que me llamó la atención fue sin duda el castillo de Mauriac, no sólo porque es un lugar singular sino por la historia de su dueño, el pintor francés Bernard Bistes.

Sala de trabajo de Bernard Bistes, propietario del Castillo de Mauriac

Sala de trabajo de Bernard Bistes, propietario del Castillo de Mauriac

Este artista compró este château del siglo XV hace más de cuarenta años. Cuando lo adquirió, Mauriac estaba en un pésimo estado de conservación. Poco a poco y gracias al dinero obtenido por la venta de sus cuadros, este pintor lo ha ido restaurando, conservando a su vez la estructura original del castillo, y lo ha convertido en un establecimiento hotelero y en un lugar idílico para celebraciones de todo tipo. Además, en el Châuteau de Mauriac hay una exposición permanente de las pinturas de Bernard Bistes.

Cordes sur Ciel y Sorèze

Dicen de Cordes sur Ciel que es uno de los pueblos más bonitos de Francia y, desde luego, al autor de esta afirmación no le falta razón. Este pueblo fortificado o bastide de la región del Tarn, situado en la cima del Puech de Mordagne, se fundó en el siglo XIII en plena cruzada contra los cátaros para proteger a los habitantes de su entorno de los ataques del ejército francés. Cordes sur Ciel conserva un bello casco histórico, que parece enclavado en el tiempo, con un entramado de calles medievales y bellos edificios de estilo gótico.

Vista panorámica desde Cordes sur Ciel, considerado uno de los pueblos más bonitos de Francia

Vista panorámica desde Cordes sur Ciel, considerado uno de los pueblos más bonitos de Francia

El diseño urbanístico de Cordes, al igual que el de otras muchas ciudades medievales, estaba pensado para salvaguardar la integridad de sus habitantes. Esto lo demuestra el hecho de que las calles estaban orientadas hacia la derecha para que los soldados, que sujetaban el escudo con la izquierda y empuñaban la espada con la diestra, lo tuvieran más difícil para dar mandobles.

Casco histórico de Cordes sur Ciel

Casco histórico de Cordes sur Ciel

Para acabar este reportaje, que no deja de dar unas pocas pinceladas de los muchos atractivos del departamento del Tarn francés, os hablaré de Sorèze, localidad ubicada al pie de la Montaña Negra, cerca del lago de Saint Ferréol (cuyas aguas nutren el Canal du Midi).

Vista panorámica de La Sorèze desde la torre de San Martín (S.XV)

Vista panorámica de La Sorèze desde la torre de San Martín (S.XV)

La historia de esta población está íntimamente ligada a la Abadía-Escuela de Sorèze, una antigua escuela militar donde se impartió durante dos siglos una férrea disciplina a sus alumnos bajo el auspicio de las enseñanzas del padre Lacordaire. Este sitio arquitectónico está clasificado como Monumento Histórico y hoy día acoge también un destacable establecimiento hotelero.

Izquierda, abadía de La Sorèze; centro, la Abadía-Escuela de La Sorèze fue una antigua escuela militar creada bajo el reinado de Luis XVI. Derecha, estatua del padre Lacordaire

Izquierda, abadía de La Sorèze; centro, la Abadía-Escuela de La Sorèze fue una antigua escuela militar creada bajo el reinado de Luis XVI. Derecha, estatua del padre Lacordaire

Merece la pena visitar también el casco histórico de Sorèze, que se desarrolló alrededor de la Abadía, y que conserva antiguas casas renacentistas y viejas casas campesinas perfectamente restauradas.

Casco histórico de La Sorèze

Casco histórico de La Sorèze

Guía práctica

¿Cómo llegar?

En coche:
Desde Barcelona hasta la La Jonquera por la autopista AP7 y a continuación hasta  Toulouse vía Narbona por la A61. A continuación, autopista A68 hasta Albi.
Desde San Sebastián hasta Toulouse por la A64 y la A68 hasta Albi.
Desde Bilbao por la A8, después la A63, A64 hasta Toulouse y la A68 hasta Albi.

En tren: Estación de Albi vía Toulouse.
En avión: Aeropuerto internacional de Toulouse.

¿Dónde dormir?

Hotel  Mercure Bastides en Albi. Céntrico y bien situado comunicado, el hotel está en un antiguo molino de harina del siglo XVIII, está idealmente situado al lado del río Tarn, en el centro de la ciudad. http://www.accorhotels.com/es/hotel-1211-mercure-albi-bastides/index.shtml

Hotel Le Logis Des Pères en Sorèze. Una antigua abadía habilitada como establecimiento hotelero. http://www.hotelfp-soreze.com/

Otros alojamientos de interés

Hotel Château de Salettes www.chateaudesalettes.com
Château de Mauriac www.bistes.com
La Pigario, chambres et Table d’hôtes www.lapigario.com

¿Dónde comer?

La gastronomía de la zona del Tarn es realmente excelente y, como en todo Francia, es casi un deporte nacional. Destacan, entre otras muchas cosas, el ajo rosa de Lautrec, platos tradicionales como el cassoulet de bacalao, sin olvidarnos por supuesto de los embutidos de Lacaune. En esta pequeña ciudad del sur del Tarn se producen jamones, salchichones y salchichas curados excepcionalmente. Destacar, por último, las cerca de doce variedades del excepcional vino de Gaillac.

Restaurante Le Tournesol, en la Sorèze

Restaurante Le Tournesol, en la Sorèze

En Albi

Restaurante Le Table su Sommelier www.latabledusommelier.com
Restaurante Le Lautrec www.restaurant-le-lautrec.com

En Cordes sur Ciel

Logis Hostellerie Du Vieux Cordes www.vieuxcordes.fr

En Sorèze

Restaurante Les Collets Rouges, en el Hotel Le Logis Des Pères
Restaurante Le Tournesol www.restaurant-tournesol.com

Más información en: www.tourisme-tarn.com/es/portada.html

Otras webs: www.turismo-midi-pyrenees.es/es/index.php, www.albi-tourisme.fr/es/, www.ville-soreze.fr y www.abbayeecoledesoreze.com.

Agradecimientos: Mélanie Degoy

Más reportajes sobre Francia en la web: Valle del Loira, diario de un viaje inolvidable al corazón de Francia/ Una particular ruta por París Annecy, elegancia medieval / EL AUBRAC (LA LOZÈRE): turismo y gastronomía en el Languedoc-Roussillon / Ruta por los ALTOS PIRINEOS: de Cauterets a Lourdes / CIUDADES TGV: Perpiñan, Narbona, Montpellier, Nimes, Valence y París unidas por la alta velocidad/Turismo en Carcassonne, pasión medieval / LILLE, ruta y turismo por la capital cultural del norte de Francia/TOULOUSE: turismo por la capital de Midi Pyrénées / LANGUEDOC – ROUSSILLON: ruta por los Pirineos Orientales

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR