El tren es el medio de transporte ideal para descubrir la provincia de Valladolid, un territorio con muchos recursos y atractivos turísticos que ver. Por este motivo la Diputación de Valladolid y Renfe han creado varios productos como el Tren del Canal de Castilla y el Tren del Vino. El primero permite vivir en un mismo día cuatro experiencias en la provincia vallisoletana: visita a un recurso turístico de Valladolid, una suculenta comida en un sitio de excepción, un paseo en barco por el Canal de Castilla y un recorrido por la fábrica de harinas de San Antonio en Medina de Ríoseco. Las salidas tienen lugar a principios de cada mes hasta diciembre.

Por otro lado, la Diputación de Valladolid, junto a las entidades reguladoras de las rutas del vino de Rueda, Cigales, Ribera del Duero y Toro, han puesto de nuevo en marcha este año el Tren del Vino de Valladolid. Esta iniciativa surgió en el año 2018 y ha llevado a esta provincia de Castilla y León a cientos de turistas desde Madrid y Segovia para disfrutar de una jornada descubriendo las denominaciones de origen y el patrimonio cultural además de tener la oportunidad de participar en diferentes experiencias enoturísticas. Y es que, como mínimo, en la excursión del Tren del Vino de Valladolid se realizan dos catas y tiene lugar una experiencia gastronómica muy recomendable.

En 2020 se ha añadido el Tren del Vino con pernoctación para todos aquellos visitantes que querían pasar por lo menos una noche en la provincia y ampliar así la posibilidad de visitar otros espacios turísticos.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies