Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Si hay una ciudad de las Rías Baixas en la que el Albariño forme parte de su idiosincrasia esa es Cambados, en la comarca del Salnés, una población que atesora uno de los conjuntos históricos mejor conservados de Galicia por la gran cantidad de pazos, monumentos y calles nobles por donde dar un paseo. En esta localidad de la provincia de Pontevedra ese vino blanco con ese punto ácido tan gallego está presente por todos sus rincones durante todo el año pero, sobre todo, a primeros de agosto cuando tiene lugar la Fiesta del Albariño, la celebración vinícola más importante de esta comunidad autónoma.

Un paseo por la historia de Cambados

Cambados nace de la unión de tres villas históricas que todavía mantienen su autenticidad y su carácter: Fefiñáns, con su halo de nobleza, Cambados con sus plazas, calles y las interesantes ruinas de Santa Mariña, y el carácter eminentemente marinero de San Tomé.

Plaza de Fefiñáns © Xurxo Lobato

Plaza de Fefiñáns © Xurxo Lobato

El primer núcleo, Fefiñáns, gira en torno a la homónima plaza en la que se encuentra uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Galicia. Aquí destacan el pazo de Fefiñáns, declarado Bien de Interés Cultural en el 2012, el arco-puente, la atalaya Torre del Homenaje y la Iglesia de San Benito. El pazo, que se empezó a construir en el siglo XVI, alberga dos bodegas de vino pertenecientes a la Ruta del Vino Rías Baixas: Palacio de Fefiñanes y Joaquín Gil Armada, heredera de uno de los viñedos más antiguos del Salnés que dieron origen al primer vino albariño embotellado a principios del siglo XX.

Viñedos Pazo de Fefiñáns © Xurxo Lobato

Viñedos Pazo de Fefiñáns © Xurxo Lobato

En Fefiñáns también se encuentra el Museo Molino de Mareas A Seca, la Plaza de As Rodas, un lugar de tapeo donde abundan las tapas y el vino albariño, y la Plaza Francisco Asorey, dedicada al escultor del mismo nombre nacido en Cambados. Asimismo también hay destacadas muestras arquitectónicas de los siglos XVII y XVIII como el Pazo de Torrado, el Pazo de A Calzada, que acoge desde el 2013 la Oficina Municipal de Turismo, y el de Bazán hoy reconvertido en el Parador Nacional de Turismo de Albariño.

Terraza Parador de Cambados

Terraza Parador de Cambados

La antigua villa de Cambados

Del núcleo de Cambados destacan varios edificios y plazas como la Casa Consistorial, la Plaza Ramón Cabanillas y la de Alfredo Brañas, o el Convento de San Francisco, la actual iglesia parroquial. También hay varias casas señoriales o pazos como el de Fajardo, del siglo XVII, o el de Ulloa, que fue residencia de Alonso Fonseca III, arzobispo de Santiago y de Toledo y uno de los impulsores de la Universidad de Santiago de Compostela.

Iglesia de Santa Mariña Dozo

Iglesia de Santa Mariña Dozo

Uno de los lugares más visitados de Cambados es Santa Mariña Dozo, patrona de Cambados, situada en la falda del monte de A Pastora y hoy en ruinas. De estilo gótico marinero, Santa Mariña Dozo cuenta también con rasgos renacentistas. De su interior destaca la decoración con bolas sobre los arcos y capillas y sus iconografías en relieve con escenas bíblicas.

Iglesia de Santa Mariña Dozo © Xurxo Lobato

Iglesia de Santa Mariña Dozo © Xurxo Lobato

Fue destechada y abandonada por motivos políticos y religiosos en el siglo XIX y sus restos fueron declarados Monumento Nacional en el año 1943. Santa Mariña Dozo tiene un cementerio muy destacado que está dentro de la Asociación de Cementerios Singulares de Europa. De este lugar, el gran escritor gallego Álvaro Cunqueiro dijo que era “el más melancólico camposanto del mundo”.

De Cambados a San Tomé

El centro de Cambados y la tranquila villa marinera de San Tomé están unidos por la calle Hospital, peatonal, donde está el pazo de Moltó, que hoy alberga un afamado restaurante con una estrella Michelin y la capilla de Santa Margarita. En San Tomé es recomendable visitar el Museo Casa del Pescador, una antigua casa marinera donde están expuestos útiles de pesca y marisqueo, y el Pazo de Montesacro, de estilo barroco, gestionado en la actualidad por las Hermanitas de la Caridad.

Barrio marinero de San Tomé

Barrio marinero de San Tomé

Aunque el monumento más emblemático de San Tomé es la Torre de San Sadurniño, uno de los bastiones que se construyeron para defender la ría de Arousa y Santiago de Compostela de los ataques de normandos y vikingos. La Torre de San Sadurniño es lo único que queda en pie de una fortaleza que fue destruida en las revueltas Irmandiñas, a finales del siglo XV, y reedificada posteriormente hasta su abandono.

Torre de San Sadurniño © Xurxo Lobato

Torre de San Sadurniño © Xurxo Lobato

De marisqueo por Cambados

Una de las actividades más entretenidas que se puede hacer en Cambados y que es, además, una de las propuestas de la Ruta del Vino Rías Baixas, es el marisqueo. La Asociación Cultural “Mujeres de Mar do Cambados”, más conocida como Guimatur, organiza unas bajadas a los bancos de marisqueo (la entidad proporciona las botas) cuando la marea está baja, y te enseña cómo recoger el marisco y qué especies son las más demandadas. Los más pequeños se lo pasan en grande trabajando con el anganzo (rastrillo), recogiendo almejas (japonesas y gallegas) o berberechos, o viendo cómo se capturan las escurridizas navas en los buratos (agujeros).

Mariscadoras en Cambados

Mariscadoras en Cambados

Las mariscadoras no solo se encargan de recoger los moluscos, que han de medir con un pie de rey para verificar que las medidas sean las permitidas, sino que también hacen labores de limpieza y vigilancia.

Bonus track: visita al Pazo Quinteiro da Cruz

Una excursión que se puede hacer desde Cambados es una visita al Pazo Quinteiro da Cruz, un verdadero paraíso para los amantes de las camelias, unas de las flores más típicas de Galicia. Está enclavado en pleno valle del Salnés, en el municipio de Ribadumia, y su casa solariega constituye un magnífico ejemplo de arquitectura neoclásica señorial gallega. Este paraje pertenece a un circuito de jardines vinculados a la cultura de la camelia de gran interés, histórico y artístico.

Pazo Quinteiro da Cruz

Pazo Quinteiro da Cruz

El Pazo Quinteiro da Cruz, propiedad de la familia Piñeiro, tiene una bodega en la que se elabora albariño además de una colección de camelias con realidad aumentada para disfrutar de estas flores durante todo el año. La duración de la visita es de dos horas y durante el recorrido, además del jardín botánico, se puede ver el impresionante patrimonio de la propiedad, entre los que destacan fuentes de piedra, cenadores, jardines, estatuas, dos hórreos, una capilla del siglo XVI y una pila bautismal de finales del siglo XII que evocan una aire romántico de carácter gallego.

El patrimonio arquitectónico del Pazo Quinteiro da Cruz es muy destacable

El patrimonio arquitectónico del Pazo Quinteiro da Cruz es muy destacable

El punto y final del recorrido se puede completar con una cata de albariño o una degustación de té con camelias de la mano de Beatriz Piñeiro, una de sus propietarios, quien ha creado una línea de cosmética natural a base de enoterapia y camelia.

Más información de Cambados en: www.cambados.com

Más información: www.rutadelvinoriasbaixas.com

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies